José Antonio Liñares, hotelero de Santiago: «Julio será mejor de lo esperado, aunque toda mala noticia nos afecta»

Margarita Mosteiro Miguel
Marga Mosteiro SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

XOAN A. SOLER

«La ocupación puede rondar el 50 %, pero las tarifas son un 30 % más bajas», afirma el copropietario de los establecimientos Costa Vella, Altair y Moure

04 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

José Antonio Liñares es el copropietario de los hoteles Altair, Moure y Costa Vella, en el casco histórico de Santiago. Los dos primeros se mantuvieron cerrados durante meses, y el tercero, aunque con mucho tiempo de baja ocupación, estuvo abierto especialmente por su atractiva terraza interior, que obtuvo el pasado año el premio Best of the Best, que es la máxima categoría dentro de los Travelers' Choice, distinciones que otorga Tripadvisor, en base a las buenas valoraciones recibidas por parte de la clientela. Tras meses de sequía en las reservas, Liñares vive estos primeros días de julio con el estrés generado por el «vaivén de las reservas, cancelaciones y cambios de fechas».

-¿Cuál es la radiografía del turismo a día de hoy en Santiago?

-Empieza a moverse el sector. En la calle se nota que el turismo está reactivándose. Comenzamos a recibir turistas extranjeros. Tengo llegadas de holandeses, alemanes y americanos. El Camino se reactiva, se nota bien; y percibimos que las restricciones que hay en los albergues se traducen en altas en nuestros establecimientos. Los americanos tienen muchas dificultades de movimiento, pero ellos se buscan la vida. Salen igual.

-¿Será un buen verano?

-Nuestros datos indican que julio será mejor de lo esperado. Aun así, en estas circunstancias, nuevas restricciones o noticias de un brote nos afectan mucho. A estas alturas, en mi caso estoy lleno, pero la media de ocupación puede rondar el 50 %. Sin duda, venimos de una situación mala, y solo podemos ir a mejor. Aunque una mala noticia nos afecta, incluso aunque no sea cerca.