La ordenanza de circulación de Santiago llega al pleno pendiente de la postura de la oposición por las bicicletas

La Voz SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

XOAN A. SOLER

CA y BNG presentan varias enmiendas al texto que se debatirá en la sesión corporativa

30 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La modificación de la ordenanza de circulación, y expresamente la regulación del uso de la bicicleta, centrará el debate del pleno ordinario de hoy, al que llegará con la incertidumbre de si prosperará, aunque, a falta del apoyo expreso de algún otro grupo, la abstención de PP o CA sería suficiente. De momento, CA y el BNG han anunciado ya varias enmiendas.

El nuevo texto acotará más los horarios de carga y descarga en el casco viejo y abre la puerta a la delimitación de la circulación de las bicicletas en determinadas calles de esa zona en función de su ancho o de la intensidad del tránsito peatonal. Y la bici es la que origina en buena medida esas enmiendas.

CA demanda que se reduzca de 3 a 1,20 metros la distancia de paso que estas deberán dejar libre al aparcar y que las actitudes sancionables graves atribuidas a las bicis no se recojan con el detalle que lo hace la propuesta socialista, porque observa en ello «certa tendencia a relacionar o uso da bicicleta con actitudes vandálicas». En ese caso entiende que es suficiente con que la ordenanza se remita al régimen de infracciones y sancionador de la Ley de Tráfico. Pide también que se pueda transportar a más de un niño (tienen que ser menores de 7 años) en bicis homologadas. Y que se puedan transportar animales en remolques. Esto último también lo demanda el BNG, que reclama prioridad para los medios de transporte blandos y colectivos.