Bugallo confía en que el polo biotecnológico de Santiago se convierta en realidad el próximo año

Olimpio Pelayo Arca Camba
olimpio p. arca SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

PACO RODRÍGUEZ

El Concello aprobará el lunes el estudio de detalle que ordena la parcela del polígono de A Sionlla destinada al centro

05 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, confía en que el polo biotecnológico de A Sionlla sea una realidad el próximo año haciendo de la ciudad la capital del sector en Galicia. Así lo indicaba tras participar en la presentación de la estrategia de consolidación del sector biotecnológico gallego 2021-2025: «Estamos poñendo en marcha o de [Sionlla] Biotech, temos unha reunión a semana que vén. Eu espero que poidamos cerrar os flecos que nos quedan pendentes, e que para o ano próximo teñamos xa ese centro de traballo e investigación que se vai financiar con fondos europeos». Bugallo destacó que además de un pequeño tejido de empresas «temos moítisimos investigadores e dunha extraordinaria calidade. Do que se trata é de converter ese coñecemento e esa calidade dos investigadores en industria e emprego».

En cuanto a los terrenos donde se asentará el centro, avanzó que el lunes se aprobará el estudio de detalle que ordena la parcela, tras haber aprobado ya la declaración de Sionlla Biotech como proyecto empresarial de interés general para la ciudad. Destacó que la tramitación administrativa para la cesión de la parcela es muy novedosa: «É a primeira vez que un solo dotacional público se transfire a unha iniciativa privada con ánimo de lucro, de aí as complicacións» encontradas en el procedimiento.

El número de empresas del ámbito de la biotecnología se duplicó en Galicia en los últimos cinco años, hasta situarse en torno a las 130 que emplean a unas 1.900 personas. El sector es referente tras la pandemia del covid, después de mostrar su capacidad para «dar una respuesta ágil a la crisis sanitaria», expresó Raquel Saiz, de la Asociación Española de Bioempresas (Asebio). Lo ejemplificó con una cifra: un mes después de declararse la emergencia, la capacidad para producir PCR en España era de 750.000 test por semana; en la actualidad, son 10 millones. Todo ello, con traducción económica: en el 2020 la inversión privada aumentó un 50 % en las biotech españolas -150 millones frente a 103 el año anterior-, y la inversión internacional se triplicó.

Carracedo espera cerrar con Cáncer Innova el ciclo global de un fármaco

El investigador compostelano Ángel Carracedo confía en que dentro del programa Cancer Innova se cierre por completo el proceso global de desarrollo de un fármaco hasta llegar al paciente. Tras el exitoso programa I2D2 -que desarrolló tres moléculas, ya en fase clínica, para el tratamiento de cáncer de hígado, párkinson y alzhéimer por cuyos derechos pujaron 17 compañías-, Carracedo indica que en esta ocasión «no nos queremos quedar solo en la selección e incubación, sino ir a la fase de aceleración y consolidación», para lo que deben buscar capital. «Estamos en las fases iniciales de este segundo proyecto pero muy animados, porque el primero situó a Galicia en el mapa global de innovación en el descubrimiento de fármacos». En Cancer Innova participan Fundación Kaertor, AECC, GAIN y las farmacéuticas Janssen y Lilly.