Barbeira y Ucha se culpan entre sí del fracaso del gobierno

emma araújo SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

Sandra Alonso

El regidor censurado compara su mandato «co inferno»

02 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El cisma en el desequilibrado grupo de gobierno de Santa Comba, con el alcalde como único representante de Compromiso por Galicia y seis concejalías del PSOE, quedó escenificado ayer tras el pleno solicitado por los socialistas para poner fecha el relevo en la alcaldía. La negativa del regidor, David Barbeira, para fijar esta sesión fue el desencadenante de la moción de censura presentada minutos después de que concluyese la sesión, que se cerró sin ningún acuerdo.

María Josefa Pose, portavoz del PP y candidata propuesta para sustituir a Barbeira, apenas intervino en el debate pero sí recordó que en el 2019 no había conseguido la mayoría absoluta por 15 votos. Previamente, Ucha Velo exigió a su teórico socio de gobierno que confirmase si iba a cumplir el acuerdo de relevo en la alcaldía poniendo fecha para materializarlo. Ante la negativa de Barbeira, la tensión fue escalando enteros en el salón de plenos, que celebró la sesión a puerta cerrada en cumplimiento de las restricciones por el coronavirus.

El regidor defendió que el debate propuesto no tenía «ningún sentido» y tras la sesión señaló que, «se existe o inferno, eu vivino aquí, porque nunca houbo intención de consenso e o Partido Popular non facilitou nada», una reflexión que también hizo en el pleno, en el que aludió a situaciones vividas con el grupo socialista, destacando la buena disposición de solo dos de ellos y reservando las palabras más duras para Ucha, al que acusó de tener un sueldo del Concello «sen traballar». También consideró que el daño principal ante estos desencuentros lo sufre la población de Santa Comba.

Tras los dos años en la alcaldía, Barbeira señaló que el acuerdo que lo llevó al gobierno fue consecuencia directa de las grandes desavenencias entre Ucha y Pose, «xa que para o PSOE eu era a opción menos mala». «E que agora promovan unha moción de censura é algo do que me sinto moi satisfeito, porque algo tiven que facer ben para poñelos de acordo», añadió. Y ante la moción de censura, y con la previsión de que prospere, anunció una oposición «constructiva».

Tras estas acusaciones, el aludido, Ucha Velo, que insistió que tras la moción de censura pasará a ser un concejal más de la oposición, acusó a Barbeira de no haber propiciado acuerdos de gobierno desde el primer momento y con acercamientos al Partido Popular. Señaló también que, nada más tomar posesión, el alcalde impidió la toma de acuerdos que formaban parte del programa de gobierno. «Superou todos os límites», añadió.