Rodri Veiga decidirá su futuro antes de este fin de semana

Ignacio Javier Calvo Ríos
NASO CALVO SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

XOAN A. SOLER

El banquillo del Compostela espera por el segundo de Yago Iglesias

26 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Las redes sociales van a mil por hora, demasiado rápido ante la tranquilidad existente en las oficinas de San Lázaro. Ya colocan a Rodri Vega en el banquillo blanquiazul, cuando todavía faltan unos cuantos matices para que pueda concretarse la operación. La afición se impacienta, aunque desde el club se dan un tiempo para planificar sin prisas. Manuel Castiñeiras, director deportivo del Compostela, y Rodri, el segundo de Yago Iglesias y principal candidato para ocupar el puesto de primer entrenador, se dieron unos días para meditar. Hablan casi a diario, aunque todavía falta que se lleve a cabo la conversación definitiva.

A Rodri le gusta la idea, aunque también tiene que estar pendiente del futuro de Yago Iglesias, que le quiere de nuevo en su equipo en la próxima estación que elija. El que fuera técnico compostelanista durante las últimas cinco temporadas estaba en alguna quiniela para acabar en el banquillo de Riazor, pero al final no pudo ser. También suena con fuerza para dirigir al filial del Celta, aunque Onésimo tiene la última palabra.

De quedarse en Galicia, Rodri podría aceptar seguir siendo su segundo. Sin embargo, la situación laboral, familiar y personal de Rodri le impediría desplazarse. En estos momentos, una de las mejores opciones que tiene sobre la mesa Yago Iglesias parece ser la del Numancia. Rodri no iría a Soria con él. El compostelano también mantiene contacto diario con el técnico, aunque sabe que no podrá hacer esperar mucho más a Castiñeiras y al presidente Antonio Quinteiro. Es posible que antes del fin de semana ya quede resuelta la incógnita. En principio, todo apunta a que Rodri será el próximo entrenador blanquiazul.

Conversaciones

Las conversaciones entre Castiñeiras y Rodri Veiga se centraron hasta el momento en cuestiones deportivas. No hablaron todavía de la cantidad que percibiría como primer técnico. Esto parece que sería una cuestión fácil de solucionar. En las próximas horas, Rodri decidirá su futuro. La afición le quiere, pues es un hombre con corazón blanquiazul, muy ligado desde siempre al Compos. Dirigir al primer equipo es un sueño que podría convertirse en realidad antes del fin de semana.

Rodri prefiere no hablar, reclama paciencia y algo más de tiempo. En el club no hay prisa. Saben que es la mejor opción, la más fiable, la que garantizará la continuidad del proyecto que se inició hace cinco veranos.