Amarai reivindica la vacuna para los usuarios de su centro de recursos

Natalia Rodríguez Noguerol
N. Noguerol ARZÚA / LA VOZ

SANTIAGO

El presidente de la gestora asegura que los usuarios «son un exemplo, e darían unha lección a moita xente»

18 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Los usuarios del centro de recursos que gestiona en Boimorto la asociación de personas con discapacidad de las comarcas de Arzúa y de Melide (Amarai) están más que familiarizados con la nuevas rutinas que hubo que incorporar para reducir al mínimo el riesgo de contagio de covid. «Moi en contra do que a sociedade pensa, saben asumir normas e comportamentos, e non tivemos problemas con ninguén. Son un exemplo, e darían unha lección a moita xente», comenta el presidente del colectivo, José Luis Costoya, sobre la adaptación de las 38 personas que se atienden a diario en el centro. Sin embargo, pese a que los protocolos y las medidas de prevención están funcionando, considera primordial priorizar la vacunación de los usuarios en su conjunto.

«Non nos parece lóxico neste caso vacinar pola idade, porque temos xente con patoloxías importantes, á marxe do seu grado de discapacidade», defiende el presidente de Amarai, que expresa su indignación porque, transcurridos cuatro meses desde que comenzó la vacunación, únicamente recibieron el antídoto contra el covid los 4 usuarios que tienen reconocida una dependencia de grado tres. La reivindicación es extensible a los demás centros de la comunidad que, como el de Boimorto, atienden durante el día a personas con algún tipo de diversidad funcional. Y así se lo trasladó Cogami, entidad a la que pertenece Amarai, a la Consellería de Política Social, según apunta José Luis Costoya. Desde la Xunta indican que «os residentes dos centros de atención a persoas con discapacidade xa se vacinaron». No es el caso, por tanto, de los centros que, como el de Boimorto, funcionan exclusivamente durante el día, sin ser residenciales. Al respecto, desde la Consellería de Sanidade apuntan que «na comunidade galega estamos a seguir dun xeito rigoroso a orde establecida na estratexia de vacinación do Plan nacional de vacinación».

La última actualización del documento no contempla la vacunación como grupo diana de los usuarios de los centros de recursos como el que gestiona Amarai, en el que sí recibieron la primera dosis de la vacuna contra el covid el personal que trabaja en el centro, con un equipo multidisciplinar integrado por doce profesionales que atienden a personas, de 23 a 64 años, con diversidad funcional. Con el trabajo extra desempeñado por el personal para adaptar a la realidad sanitaria el funcionamiento del centro y la atención a los usuarios se muestra «moi satisfeito» el presidente de Amarai, que afirma tener «un equipo tremendamente comprometido, e moi bo», al que avala «o rigoroso traballo que fixemos para non ter ningún contaxio». De momento, toca seguir trabajando sin bajar la guardia para preservar ««as garantías suficientes para que non corra risco a saúde da nosa xente; con elas na man reabrimos, en agosto, o centro, ao entender que estabamos preparados», apunta José Luis Costoya.