El Concello de Santiago carece de fondos para asumir el total de las últimas ayudas anunciadas

La previsión de disponer de cinco millones de remanentes cae a solo 2,4


santiago / la voz

La liquidación presupuestaria del 2020 ha caído como un jarro de agua fría en Raxoi. Los datos finales no respaldan la previsión inicial que apuntaba a la disposición de casi 11 millones de remanentes, lo que, descontados los fondos que ya estaban comprometidos, dejaba unos 5 millones disponibles para destinar a obras y a nuevas ayudas para los sectores económicos más perjudicados por la pandemia. De hecho, gobierno y oposición ya habían cerrado un acuerdo para vincular 3,5 de esos cinco millones a dichos sectores. Pero mantener ese acuerdo ya no es posible.

La liquidación final ha rebajado en casi dos millones las expectativas iniciales de los remanentes. Los 10.953.604 euros con que se contaba se han quedado en 9.005.000, lo que, descontados los 6.547.000 con gasto ya comprometido, deja disponibles únicamente 2.458.000. Eso es un millón menos de lo comprometido hace apenas dos semanas para las ayudas por el covid, lo que implica que las expectativas del comercio y la hostelería se verán reducidas. En qué medida, se verá en los próximos días. La situación requiere una nueva negociación que, de partida, ha de centrarse en si la totalidad de esos 2,45 millones se destinará íntegramente a ayudas o si se reserva una parte para obras, lo que reduciría todavía más la asignación inicial que se le trasladó a los sectores económicos más perjudicados por la pandemia.

De momento, los socialistas han puesto sobre la mesa una propuesta que vincularía algo más del 80 % de esa cuantía a las ayudas, pero está abierto a que sea el cien por cien si así lo entiende la oposición. En principio, el reparto de ese 80 % sería por igual para comercio y hostelería, aunque el primero de esos sectores saldría beneficiado en la convocatoria de ayudas prevista para abril, toda vez que tiene asignados 933.000 euros de los fondos que quedaron sin gastar de la de diciembre, en la que se priorizó a hostelería. De entonces, hostelería tiene pendientes también 750.000, que se unirían a lo que le depare la negociación a la baja que gobierno y oposición tendrán que abrir ahora y para la que se ha convocado hoy una junta de portavoces. Anteayer hubo otra, precisamente para dar cuenta de la situación a los demás grupos.

Tras esta, Compostela Aberta (CA) emitía ayer un comunicado en el que reclama al alcalde que «cumpra» con el compromiso de destinar 3,5 millones a hostelería y comercio. Y para ello plantea que esos 2,45 se dediquen íntegramente a ayudas y que se apruebe un modificativo en el presupuesto del 2021 para completar esa cantidad. CA cree que la nueva cifra de los remanentes podría ser incluso más baja, «porque hai datos que non nos cadran», según la concejala María Rozas, quien ayer acusó al alcalde de «facer as contas da leiteira» y de recurrir al «trilerismo financeiro» para «ocultar a súa mala xestión».

El gobierno le respondía con otro comunicado en el que pide a CA «máis prudencia e humildade nas súas declaracións» y en el que asume la evidencia del «risco» de repartir «fondos dos que non se dispón», aunque afirma que existía «unha previsión razoable» que apuntaba a que habría 5 millones. «E ninguén lamenta máis que o propio goberno» que no se hayan podido confirmar, dice. No obstante, afirma que entre las convocatorias previstas para abril y el verano se superarán «significativamente os 3,5 millóns de euros» y recuerda a Compostela Aberta que «este goberno vén de conceder e facer efectivas axudas que quintuplican as concedidas por CA nos 4 anos do seu mandato».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Concello de Santiago carece de fondos para asumir el total de las últimas ayudas anunciadas