Las ayudas públicas animan el interés de los vecinos de Santiago por instalar ascensores

Esta semana empiezan las obras para el primero del barrio de Pontepedriña. Las subvenciones llegan hasta el 85 %


Santiago / La Voz

La mejora de la accesibilidad siempre estuvo entre las metas de las comunidades de propietarios de los barrios históricos de la ciudad. El problema es que alcanzar esta meta requiere de un desembolso económico, que suele estar lejos de los recursos de los moradores de estos inmuebles. Para facilitar las mejoras, las Administraciones crearon la figura de las ARI (Área de Rehabilitación Integral), que ofrece una serie de subvenciones a fondo perdido que facilita las obras. En Santiago, el barrio pionero fue Vista Alegre, donde aún se están instalando los ascensores, y el último en incorporarse es Pontepedriña.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
PAPEL LOS 7 DÍAS
Disfruta al recibir en casa el periódico en papel toda la semana, accede a la réplica en PDF y a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP

Las ayudas públicas animan el interés de los vecinos de Santiago por instalar ascensores