Yago Iglesias: «Con los empates ante el Dépor y el Coruxo cambió todo, el equipo creyó»

SANTIAGO

Sandra Alonso

Subraya la fidelidad del club a un proyecto que se puso en marcha hace cinco años

22 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Yago Iglesias llegó al banquillo de la Sociedad Deportiva Compostela como cabo, tras hacer la mili en Noia. Ha ido moldeando y evolucionando el equipo año a año hasta llegar a Segunda B y asegurar la permanencia en este extraño y estresante formato de competición en medio de la pandemia. Nadie le discute que ya es teniente, como mínimo.

-¿Cree usted que esta entrevista sería igual en caso de haber perdido en Zamora?

-No lo creo. No sé por donde van a ir los tiros, pero de haber caído en Zamora, o no haber ganado en Pontevedra, estaríamos obligados a ganar en la última jornada y, seguramente, no dependiendo de nosotros.

-¿Y si la hiciésemos la semana próxima con el equipo entre los tres primeros?

-Pues lo mismo. Sabemos y somos conscientes de que las posibilidades de los tres primeros son remotas, pero no es algo descabellado. En fútbol se han visto cosas peores.

-A donde quiero llegar es a que un gol puede cambiarlo todo y condicionar la perspectiva de un proyecto.

-En un proyecto deportivo siempre hay que valorar qué se hace, cómo se hace y los resultados. Pero los resultados pueden ser engañosos y es preciso un punto intermedio para ver las cosas con perspectiva.

-¿Es lo que ha encontrado en el Compos, cinco años con las coordenadas muy claras?

-Sin duda. En junio del 2016 me siento con la directiva y con Manuel Castiñeiras. Proponen un proyecto sin prisa, para ir creciendo todos de la mano. El Compos ha demostrado que tiene las ideas muy claras.

-No haber fichado en el mercado de invierno, con Primo lesionado, es un ejemplo.

-También lo creo así. Hay que ver el contexto y la imposibilidad de poder fichar. Tiene que ser bueno, bonito y barato. Por eso la labor de Manuel, en consenso con nosotros, es complicada, porque hay ciertos jugadores a los que no podemos llegar.

-Pero de no haber asegurado la permanencia siempre se podría decir que por qué no hicieron un esfuerzo, habiendo solo un ariete en la plantilla.