La fiebre por los Funko Pop llega a Santiago con lista de espera para algunas figuras

Andrés Fernández, de Alita Cómics, ya encargó las piezas que estarán de moda en Navidad


Todas las generaciones -al menos las últimas- tuvieron y tendrán sus juegos y colecciones favoritos que, en muchos casos, siguen ocupando estanterías en sus casas. Ahora, con el impulso de las redes sociales, los niños y no tan niños alimentan la pasión por unos muñecos cabezones creados por una empresa de Estados Unidos en 1998. La pasión por los Funko Pop fue creciendo con paso firme a lo largo de estos 23 años, y ahora sube enteros. En el comercio Alita Cómics, en la rúa Nova de Abaixo, Andrés Fernández reconoce que los Funko tienen sus fans. «Algunos los tengo agotados antes de que lleguen a España», apunta. Los universitarios están entre sus clientes mayoritarios. «Vienen a buscar juegos, cómics y también Funko. Se notó mucho cuando no estaban, y también su vuelta. Con el cierre perimetral y las clases virtuales, algunos venían para llevarse los cómics de todo el mes, y otros hacían reservas». Si a la locura por los Funko se le une un videojuego como Fortnite, de moda entre los jóvenes, el éxito está asegurado. «Todos los personajes del Fortnite tienen su Funko. Cada jugador tiene su favorito y quiere su cabezón pero están agotados», explica Andrés. Para entender esto del Funko basta con darse un breve paseo por Alita y comprobar la variedad del muñeco cabezón. «Hay más de 18.000 referencias». Cada personaje de Disney y cada uno de los de manga tienen su Funko. El éxito es una combinación de muchas cosas: «Hay youtubers que se hacen vídeos con sus Funko favoritos, Funkos que recrean a los personajes de las series favoritas y un precio accesible que ronda los 16 y 18 euros para las nuevos hace que coleccionar Funko no sea tan difícil». Andrés cuenta que «hay chavales que vienen a buscar uno antes de que llegue a España. Siguen las novedades por Internet y piden alguno del que no tengo ni noticia. Y pasan a la lista de espera». Cuando se pone la venta, el muñeco tiene un precio «relativamente bajo, pero alguno sube hasta la locura. Las redes sociales alientan la pasión por estos muñecos». Hay Funko pop que se repiten cada año, pero otros «se sacan coincidiendo con una serie que exhiben Netflix, y que luego no se repone. Al agotarse, pasa a ser objeto de coleccionista. Se venden unas urnas especiales para guardarlos, y hay quienes ni siquiera los saca de la caja». Andrés reconoce que la empresa «lo tiene bien montado. Los de personajes de series como Batman repiten año tras año, pero las de Fornite no se fabrican más». Andrés ya tiene cerrado su pedido para la próxima Navidad: «No puedo arriesgarme a quedarme sin nada». No solo las series de televisión cuentan con su Funko, jugadores de baloncesto, estrellas del rock, actores y hasta políticos tienen su réplica.

Novela de Portabales

El 6 de mayo. Esa es la fecha prevista para que Santi Abad y Ana Barroso, los policías protagonistas de Belleza roja regresen a las librerías para resolver un nuevo caso. La escritora Arantza Portabales publica La vida secreta de Úrsula Bas con la que da continuidad a su anterior novela negra. De nuevo Santiago vuelve a estar presente en ella. Esta vez es la ciudad en la que reside Úrsula Bas, una escritora de éxito que sale de su casa para dar una charla en una biblioteca y ya no regresa. Permanecerá encerrada en un sótano por un secuestrador al que conoce bien. Para saber algo más de la trama hay que esperar unas semanas más.

Filharmonía a ritmo de jazz

El director, organista y pianista británico Wayne Marshall llevó la batuta de la Filharmonía en el concierto de esta semana, que incluyó un programa dedicado al compositor estadounidense George Gershwin. Además de dirigir, Marshall interpretó una pieza al piano.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La fiebre por los Funko Pop llega a Santiago con lista de espera para algunas figuras