La Universidade de Santiago recortará un 15 % el gasto corriente e incrementará la inversión

Montse García Iglesias
Montse García SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

XOAN A. SOLER

El presupuesto alcanzará los 262,2 millones de euros tras subir en ocho

19 mar 2021 . Actualizado a las 22:07 h.

Un total de 262,2 millones de euros. Ese es el presupuesto que manejará este año la Universidade de Santiago. Ayer el Claustro aprobó las líneas generales de unas cuentas «claramente condicionadas pola realidade da covid» con 98 votos a favor, once en contra y catorce en blanco, y en abril está previsto que el Consello de Goberno apruebe el documento económico. De esta forma, se prevén ocho millones euros más que en el 2020, aunque entonces el presupuesto sufrió reajustes por la pandemia.

Entre las medidas previstas está el recorte en el gasto corriente. El rector, Antonio López, cifró en un 15 % la disminución de esta partida, al reducir recursos destinados a desplazamientos y dietas, entre otros. Una minoración que no afectará a los centros y departamentos - «aí vaise manter»-. «Estes axustes servirán para liberar recursos para afrontar un esforzo inversor», detalló. Una medida con la que pretenden poner fin a una década con escasos recursos destinados a esta finalidad, con años de únicamente disponer de dos millones de euros para medio millón de metros cuadrados: «Temos que redobrar o esforzo». Entre las inversiones aludió a la Cidade da Saúde, así como en trabajar en planes orientados a la sostenibilidad y digitalización, además de la redacción de proyectos. «Seguimos xestionando con absoluto rigor as contas, pero temos que estar preparados para aproveitar as oportunidades que xurdan», afirmó el rector.

El presupuesto prevé las dotaciones precisas para continuar con la renovación generacional del personal, tanto PDI como PAS, además de para mejorar las condiciones laborales del personal investigador, detalló el rector. No faltarán tampoco las medidas orientadas al estudiantado, con actuaciones en las residencias y el Pavillón Estudiantil y la puesta en marcha del programa de Espazos USC, entre otras. También priorizarán la descentralización del gasto incrementando hasta los 3,1 millones la partida para que gestionen centros y departamentos. Otro eje básico está en la investigación, con un programa piloto de gestión de ingresos indirectos y otro de contratación de personal investigador distinguido.

Deuda por debajo de los 20 millones de euros

Unas cuentas que no convencieron a todos los miembros del Claustro. Así hubo voces que incidieron en el «panorama preocupante polo problema crónico que temos de déficit». Al respecto, el rector apuntó que, por primera vez, se redujo la deuda por debajo de los veinte millones de euros. El gerente de la USC, Xavier Ferreira, precisó que el año pasado fue de los cinco últimos en el que más deuda abonaron, 3,8 millones. Además, indicó que cerraron el 2020 con un déficit presupuestario de 1,8 millones de euros pese a la situación adversa.

El rector confía en que el Concello acometa las obras del Campus Sur

Uno de los puntos que generó debate en el Claustro fue la mejora en el Campus Sur por parte del Concello. Algunos miembros del órgano académico plantearon una propuesta para que los terrenos reviertan de nuevo en la USC en caso de que la administración local no acometa los trabajos. Pero esta no salió adelante. El rector apostó en este caso por la cautela. «Estou convencido de que van acometer a actuación, aínda que non sexa tan rápido como a nós nos gustaría», detalló. Añadió que la relación con el Concello «é correcta», con un convenio próximo junto con Xunta y Deputación para las pistas de atletismo. También aludió a mejoras en el mobiliario urbano, así como el cambio de contenedores. «Nós queremos que o Concello avance na mellora do campus como se merece, non a reversión inmediata dos terreos», afirmó el rector.

Por otra parte, en el transcurso del debate -que como en noviembre se desarrolló de manera telemática-, Pilar Bermejo, en nombre del Colexio de Decanos e Directores de Centros, indicó que, además de las infraestructuras, también es «urxente» la modernización de los equipos de prácticas: «Non podemos seguir traballando con materiais do século pasado».

Plan de financiación

Otro de los asuntos planteados durante el debate fue el plan de financiación de las universidades, que ahora deberán negociar con la Xunta. En ese caso, el gerente destacó que, por primera vez, desciende la partida que recibirán, con 200.000 euros menos. El rector indicó que no es el mejor momento para negociar, pero todos coincidieron en que la Xunta debe tener en cuenta las particularidades de la USC.