La oposición supedita su apoyo al presupuesto de Santiago a la receptividad de Bugallo

Margarita Mosteiro Miguel
marga mosteiro SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

La concejala de Facenda, Marta Abal, y Xosé Sánchez Bugallo, en una foto de archivo
La concejala de Facenda, Marta Abal, y Xosé Sánchez Bugallo, en una foto de archivo Sandra Alonso

PP, CA y BNG recriminan al gobierno que solo acepta negociar el remanente y el este afirma que son las mejores cuentas posibles

10 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Tras la reunión de la Comisión de Facenda celebrada ayer, los grupos de la oposición están más cerca del «no» que del «sí» a los presupuestos municipales de Santiago, por lo que aumentan las posibilidades de que Xosé Sánchez Bugallo tenga que recurrir a una cuestión de confianza para sacar adelante las cuentas. Las tres fuerzas de la oposición -PP, Compostela Aberta (CA) y BNG- coinciden en que el grupo de gobierno peca de falta de diálogo y de querer imponer su criterio, pese a que, según sostiene el PP, los vecinos le «dijeron que tiene que alcanzar acuerdos con la oposición. No tiene mayoría absoluta. No está en la misma situación de hace 10 años. Son los presupuestos de la soberbia».

Los populares critican que el gobierno de Bugallo «pida generosidad» cuando no acepta ninguna de las 25 propuestas que presentaron. Por ello, su portavoz, Alejandro Sánchez-Brunete, calificó la comisión de ayer de «mero trámite egocéntrico, ciego y soberbio. La concejala [de Facenda, Marta Abal] enumeró las consignas y rechazó todo sin explicaciones razonables».

Por su parte, Goretti Sanmartín, portavoz del BNG, destacó no solo la falta de diálogo del PSOE, sino la exclusión de las iniciativas aprobadas por el pleno para educación, rural y barrios. «Non é que non escoiten ao BNG, é que non reúnen aos consellos para escoitar aos veciños. Actúa como o llanero solitario. Vai á cuestión de confianza para non dialogar», objetó Sanmartín sobre Bugallo.