La unidad de linfedema de Santiago asiste 200 casos nuevos cada año, la mayoría mujeres

La Voz SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

Especialistas del servicio de rehabilitación apoyan las actividades de la asociación de pacientes gallegos en el día mundial de la enfermedad

06 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La unidad de linfedema, del servicio de rehabilitación del CHUS trata 200 casos nuevos anuales de esta enfermedad. Su personal apoya la celebración del día mundial que promueve la Asociación Galega de Linfedema, Lipedema, Insuficiencia Venosa Crónica e outras patoloxías vasculares, que preside el arousano Juan Lameiro.

El linfedema es una dolencia crónica y progresiva del sistema linfático, que puede causar graves deformidades, discapacidades y complicaciones física y psicológicas. Su causa son sobre todo efectos de tumores de mama, urológicos o melanoma, y afecta más a mujeres, afirma la especialista Bibiana Villamayor, del Clínico. Los nuevos diagnósticos reciben tratamiento intensivo y después deben mantener unos cuidados activos, con dieta saludable, evitar la obesidad, hacer ejercicio, y no tener infecciones y heridas en la piel. Además, les prescriben y supervisan prendas ortopédicas adecuadas, de presoterapia, explica Villamayor. Con ella participan en la asistencia a esta dolencia el jefe del servicio de rehabilitación, Jesús Figueroa; María José Misa, especialista de rehabilitación; y Laura Cervelo, Lucía Iglesias y Ana Ferreirós, fisioterapeutas