Gabri Palmás ya trabaja con el equipo y espera llegar en condiciones al derbi

Miriam García
M. G. SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

GUIJUELO

«Lo primero es lograr la permanencia y, si luego nos da para más, estará bien», apunta el extremo

04 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Gabri Palmás dejó atrás el covid-19 y ya trabaja a las órdenes de Yago Iglesias. Antes de participar en el primer entrenamiento se mostraba convencido de poder llegar en buenas condiciones físicas al derbi. Ya había tenido oportunidad de hacer carrera por su cuenta, y las sensaciones eran positivas. «Creo que si me necesitan en el transcurso del partido, puedo estar para rendir», indica.

Recuerda que el contagio, en su caso, se produjo en el ámbito familia: «Mi madre, en su trabajo, se empezó a encontrar mal. Fue al centro de salud de Moaña, le hicieron prueba de antígenos y dio positivo. A partir de ahí ya no fui a entrenar. Al día siguiente nos llamaron para hacer la PCR y ya di positivo. ¿Los síntomas? Dolor de huesos y cansancio. Mi padre igual».

Reconoce que cualquiera hubiese firmado en el Compos la situación en la que se encuentra actualmente, «a escasos puntos de lograr la permanencia y soñar con algo más». Pero también advierte de que no hay nada hecho y que el objetivo está muy claro: «Lo primero es lograr la permanencia y, si luego nos da para más, estará bien».

El Compos recibirá al Celta B el sábado. Al día siguiente se jugarán otros dos derbis: Deportivo-Pontevedra y Coruxo-Racing de Ferrol. Gabri Palmás no es partidario de especular con los resultados de terceros y recuerda que si el conjunto santiagués suma los tres puntos, los que tendrán que preocuparse por las combinaciones son los demás.

Espera un partido entre dos contendientes que saltan al campo con la idea de tener la posesión y de buscar la portería contraria. Subraya que el filial olívico rebosa calidad y que puede hacer muchas rotaciones.