La floración de los ciruelos japoneses del Faramello anuncia la primavera

En esta época, el sakura gallego es el máximo reclamo para visitar este pazo del siglo XVIII


El conocido como sakura gallego está en todo su esplendor. La floración de los ciruelos japoneses del Pazo do Faramello, en el municipio de Rois, comenzó hace unos diez días y está en su mejor momento. «Florecieron como en mi vida lo había visto», señala Gonzalo Rivero de Aguilar, uno de los herederos del monumento del siglo XVIII. Ello se debe, quizás, a que este año le aplicaron un tratamiento a los ciruelos centenarios, por parte de un jardinero de origen griego, según explica Gonzalo Rivero.

«Los árboles estaban todos fatal», añade el que es uno de los titulares del pazo, que reconoce que el tratamiento aplicado les dio la vida. La floración se produce en su época normal, señala Gonzalo Rivero, y no adelantada como sucedió en los últimos años, de modo que cumplen el dicho de que, cuando florecen estos ciruelos, se adivina la primavera.

Por ello, en esta época son el «máximo reclamo» para visitar el pazo, asegura su titular, que también es el guía, de modo que este fin de semana retomó las visitas en grupos muy reducidos, teniendo en cuenta que parte de las instalaciones se localizan en el municipio de Teo. «Este es el año para venir a verlos», dice Gonzalo Rivero, quien cree que deben ser de los árboles más famosos de Galicia, por las visitas que tienen cada año. De hecho, el pazo es de los más visitados de la comunidad.

Así, al que le interese ver el sakura gallego -nombre que hace alusión a la floración de los ciruelos en Japón, que es uno de los acontecimientos más populares del país asiático y que atrae cada año a millones de turistas-, que no se descuide porque, tal y como señala el titular del pazo, «es muy efímera; dura de quince a veinte días».

La floración encadenada de otros árboles en las próximas semanas aumentará la estampa primaveral

Al mismo tiempo podrá contemplar la floración encadenada de otros árboles que se producirá en las próximas semanas, como melocotoneros, cerezos, magnolios, cercis o rododendros. También plantas con flores como tulipanes, narcisos, rosas, dalias y azaleas, de modo que, hasta el verano, los jardines del pazo son «una delicia para la vista», en palabras de Gonzalo Rivero. Este señala que otro de los atractivos del recinto es el Xardín dos Recordos, en el que el Concello de Rois plantó una hija de la higuera de Rosalía de Castro coincidiendo con la fecha del 24 de febrero.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

La floración de los ciruelos japoneses del Faramello anuncia la primavera