La floración de los ciruelos japoneses del Faramello anuncia la primavera

SANTIAGO

MERCE ARES

En esta época, el sakura gallego es el máximo reclamo para visitar este pazo del siglo XVIII

01 mar 2021 . Actualizado a las 23:52 h.

El conocido como sakura gallego está en todo su esplendor. La floración de los ciruelos japoneses del Pazo do Faramello, en el municipio de Rois, comenzó hace unos diez días y está en su mejor momento. «Florecieron como en mi vida lo había visto», señala Gonzalo Rivero de Aguilar, uno de los herederos del monumento del siglo XVIII. Ello se debe, quizás, a que este año le aplicaron un tratamiento a los ciruelos centenarios, por parte de un jardinero de origen griego, según explica Gonzalo Rivero.

«Los árboles estaban todos fatal», añade el que es uno de los titulares del pazo, que reconoce que el tratamiento aplicado les dio la vida. La floración se produce en su época normal, señala Gonzalo Rivero, y no adelantada como sucedió en los últimos años, de modo que cumplen el dicho de que, cuando florecen estos ciruelos, se adivina la primavera.

Por ello, en esta época son el «máximo reclamo» para visitar el pazo, asegura su titular, que también es el guía, de modo que este fin de semana retomó las visitas en grupos muy reducidos, teniendo en cuenta que parte de las instalaciones se localizan en el municipio de Teo. «Este es el año para venir a verlos», dice Gonzalo Rivero, quien cree que deben ser de los árboles más famosos de Galicia, por las visitas que tienen cada año. De hecho, el pazo es de los más visitados de la comunidad.