El mantenimiento de la pasarela de la intermodal costará 110.000 euros al año

La asunción del gasto fue uno de los frentes en la negociación para la transferencia al Concello de la gestión de la nueva estación de autobuses,  pero Raxoi lo asumirá en solitario, como se decidió en 2016


santiago / la voz

El pleno municipal aprobó ayer el convenio por el cual la Xunta concede al Ayuntamiento la gestión de la nueva estación de autobuses por 25 años. Ese acuerdo es preceptivo para la transferencia del uso del edificio al Concello, que, a su vez, encomendará su dirección a la empresa municipal Tussa. El acuerdo llega al filo de la conclusión de la obra (previsto ahora para mediados de marzo) después de una negociación compleja que a punto estuvo de frustrarse, hasta el punto de que el alcalde reconoció que llegó a romperse y que poco faltó para que se optase por la gestión privada.

Y uno de los principales caballos de batalla estuvo en los gastos de mantenimiento y seguridad de la pasarela que unirá esa estación con la de Renfe y que tendrá que asumir el Concello en solitario. Así lo reconoció Xosé Sánchez Bugallo después de que la nacionalista Goretti Sanmartín denunciase ese extremo en base a la «interpretación surrealista» de que la pasarela «pase a ser considerada unha rúa máis».

El mantenimiento tendrá un coste anual de unos 110.000 euros, y se prevé un gasto de 152.000 para la dotación de cámaras de vigilancia, que posiblemente resulte insuficiente, según reconocía el alcalde tras un pleno en el que no renunció a un acuerdo futuro que reparta esas cargas (posiblemente cuando comience a funcionar la estación del AVE), pero en el que admitía que ahora mismo no hay más salida que asumirlo en solitario ante la rotunda negativa de la Xunta a contraer esa obligación en base al convenio firmado en el 2016, que establecía que la pasarela es una vía pública.

Una vía pública "curiosa" que transcurre sobre terrenos de Renfe y une dos instalaciones de administraciones públicas no municipales

Una vía pública «curiosa», sostiene Xosé Sánchez Bugallo, porque transcurre sobre terrenos de Renfe y conecta dos equipamientos de otras administraciones, aunque también permita el paso entre el Hórreo y Pontepedriña. «Pero o que está firmado está firmado e non podemos romper o acordo», dijo el regidor. Ese convenio se suscribió en el mandato de Compostela Aberta, que prácticamente soslayó la cuestión en el pleno, al igual que el PP.

Marta Lois (CA) solo entró en ella para plantear si no habría sido posible habilitar alguna vía que corresponsabilizase a la Xunta a través de la explotación económica del recinto, mientras que el popular Alejandro Sánchez-Brunete lamentó que el alcalde «no fuese capaz» de encajar el mantenimiento de la pasarela en el conjunto de la operación, abriendo alguna vía que no pasase por el incremento de las tarifas, «que es lo que le preocuparía a la consellería». Tras la reconducción previa de varios aspectos en el borrador inicial remitido por la Xunta, el convenio salió adelante con el apoyo de PSOE, PP y CA y la abstención del BNG.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El mantenimiento de la pasarela de la intermodal costará 110.000 euros al año