El cribado de Amio busca frenar el covid en las familias y en los contactos sociales

j. g. / s. l. SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

En el área sanitaria curaron 249 personas en un día, el mejor dato de la tercera ola

06 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

«Vamos a continuar los cribados hasta que esto se acabe. La semana pasada aparecieron 13 positivos en Amio, porque dos se confirmaron posteriormente, al repetirles la PCR. Es un dato importantísimo, porque así se aíslan esas personas y se evitan nuevos contagios familiares y por contactos sociales, o en el trabajo», afirma Cristina Fernández, jefa de medicina preventiva del área sanitaria. Hoy se celebra un nuevo cribado en Amio. Esta vez será con test de antígenos. Se convocan 8.700 personas entre 46 y 55 años, el 55 % de la población de ese rango de edad de Santiago; y 3.300 más de Ames, el 60 % de las personas con esas edades en este municipio. Se conocerán los resultados a los pocos minutos, pero esta vez «se avisa a los positivos solo, para que se aíslen y estudiar su entorno familiar y ver la implicación que tiene ese positivo», sostiene.

Cristina Fernández enfatiza el interés de los cribados, pues «todos los positivos que se detectan son personas asintomáticas, que andan por la calle, y al identificarlas y aislarlas se corta la transmisión comunitaria del virus. Los 13 de Amio de la semana pasada, o 20 de Padrón, son muchísimos, pues si no se detectan se multiplica la posibilidad de que el virus se transmita. Estamos satisfecho del interés de la población en participar y lo ideal es que acudan todos», agrega.

Esta especialista resalta que «hemos completado dos cuarentenas desde el día de Reyes, ese es el punto de inflexión. Las medidas en Santiago se tomaron antes y vamos un poco por delante. No sé si descenderemos muy rápido o muy lentos. La mayoría, un 80 % de las personas afectadas que pasan la enfermedad en casa, a los 10 días se les da el alta; a los 14 a las personas de residencias sociosanitarias; o a partir de los 20 días a la mayoría de pacientes ingresados», agrega.

El área sanitaria de Santiago dio 249 altas a personas curadas de covid-19 en las últimas 24 horas, según los últimos datos que facilita el Sergas. Es un nuevo máximo de personas recuperadas en la tercera ola. Además, notificó 172 nuevos positivos detectados entre los 46 municipios del área sanitaria, donde ayer estaban a tratamiento de la enfermedad 3.339 personas, 657 en Santiago. Son menos que las indicadas anteayer, por lo que la pandemia parece confirmar la tendencia a la baja. Las 174 más graves se encuentran ingresadas: 170 en el Clínico, 43 de ellas en unidades de cuidados críticos y 127 en otras unidades de hospitalización convencional; 4 más en HM Rosaleda; y además 34 en el Cegadi de Salgueiriños. El Sergas informó de cuatro nuevas muertes: dos mujeres de 90 y 88 años, ayer; y una mujer de 88 años, anteayer, en el Clínico; y anteayer también una mujer de 95 años en la residencia San Simón, de Teo.

Bugallo insiste en recriminar como «inaceptable» que 3.000 personas no acudieran a los test

El alcalde de Santiago se reafirmó ayer en su reprobación por el elevado número de personas que estaban citadas al cribado del fin de semana pasado en Amio y que finalmente no se presentaron a esas pruebas, que cifró en 3.000, el 69 % de los convocados. Tras pedir disculpas por si alguien se había ofendido por decir que le parecía «impresentable» esa porcentaje de ausencias, Xosé Sánchez Bugallo matizó que, aunque entre esas personas podía haber algunas que no acudieron por motivo justificado, esperaba que en el cribado de este fin de semana la participación sea mayor. «Todos os que teñen causa xustificada, absoluto respecto», subrayó el regidor, que incidió en que esa cifra de 3.000 personas que no se presentaron es «inaceptable, e espero que na convocatoria deste fin de semana non suceda o mesmo e a gran maioría acuda a esa cita, e iso lles sirva para garantir a súa situación e tamén a seguridade dos que os rodean».

Preguntado por la evolución de la pandemia en Santiago, Bugallo consideró que dibuja una «curva descendente, a un ritmo moderado pero aceptable». Destacó el hecho de que, en nueve días, el número de positivos de covid se ha reducido en un 10 %. Refirió que el jueves eran 678 los casos activos en Santiago, un dato que comparó con los de los días 26 y 27 de enero, cuando la incidencia de la pandemia alcanzó en la ciudad el punto más alto de la curva con un total de 746 contagios de coronavirus.

Un positivo en centros de salud y 11 en Ordes

Un positivo se detectó entre el personal de los centros de atención primaria del área sanitaria en el cribado con test de saliva que les ofreció el Sergas. Participaron el 71 % de quienes fueron convocados. Ayer finalizó la recogida de muestras en los hospitales, que se procesarán en el laboratorio de Vigo, también para buscar positivos asintomáticos.

Además, continuó la administración de la vacuna del covid entre el colectivo de profesionales de la sanidad que trabaja en primera línea contra el covid. Ayer se alcanzaron los 3.260 que recibieron la segunda dosis, según informa la gerencia del área sanitaria.

La participación ronda el 70 %

En el centro de salud de Ordes finalizó el cribado organizado los tres últimos días. La participación alcanzó el 69 % y se detectaron once positivos. En este municipio están convocados nuevos cribados la próxima semana, entre el lunes y el miércoles, 650 personas cada día, con edades entre 45 y 65 años.

Ayer también se conoció el resultado del cribado celebrado en el centro de salud de Vedra el jueves y el viernes: participaron el 76 % de las personas citadas y, en este caso, no se identificó ningún nuevo positivo.