El Compos gana al Coruxo con más goles que fútbol

Manuel García Reigosa
M. G. REIGOSA SANTIAGO

SANTIAGO

Sandra Alonso

Los dos equipos buscaron la victoria y tuvieron ocasiones en el tiempo añadido

01 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El Compostela y el Coruxo firmaron un derbi con más goles que fútbol. Fueron fieles a sus modelos de juego, pero no se encontraron cómodos sobre el césped. Ganó el que tuvo más pegada y más fortuna en los detalles.

En la primera parte el Compos saboreó un lado del fútbol que se le estaba negando esta temporada. Otras veces, con mucho más bagaje en ataque se encontró con menos. En esta ocasión aprovechó dos de sus tres tiros entre los tres palos. El del segundo tanto en el tiempo añadido, sin margen para sacar de centro.

Yago Iglesias optó por repetir el mismo once de Riazor. Míchel Alonso se decantó por poblar el centro del campo con cinco jugadores para no dejar maniobrar al Compostela. Y, a pesar de los dos tantos encajados, podría decirse que lo consiguió porque los locales se encontraron con muchos problemas para progresar. Pero aprovecharon dos chispazos.

En el minuto 17 el equipo azul y blanco se movió con paciencia, Micky centró desde la derecha y Brais Abelenda, en su intento por controlar, acabó dejando un balón limpio para que remachase Juampa con un disparo seco.

Mazazo en el límite

En el 47 Brais Abelenda controló cerca del segundo palo un saque de falta lateral, sirvió al otro poste y apareció Juampa para cabecear con autoridad.

El Coruxo se aplicó con mucho orden y sin dejar de buscar la portería rival. Incluso llegó algo más, pero sin anotar. Chevi, en el 35, marró la más clara, con un cabezazo que se fue muy cerquita del poste. Antes Silva puso a prueba a Pato Guillén desde el borde del área. El arquero tapó bien abajo. Y hacia el final del primer tiempo el Compos salió bien parado de dos acciones al límite. En una Pato salió para despejar, como si fuese un central, con muchos apuros. En la otra la zaga le arrebató el balón a Silva dentro del área. El árbitro, muy cerca, no vio nada punible.

Tras el intermedio el Coruxo contestó al Compos con la misma receta. Salieron mejor los discípulos de Yago Iglesias, que parecían tener el partido controlado. En el minuto 54 Míchel Alonso hizo un triple cambio, dando entrada al recién fichado Moha, a Pedro Vázquez y a Salgueiro. Silva se movió hacia la derecha y el equipo ganó en viveza, que no en control. Y en dos zarpazos empató, en el 58 y el 64.

En el primero el Compos estuvo poco expeditivo. Un rebote favoreció a los vigueses, que hicieron llegar el balón a Silva dentro del área y el delantero no perdonó. Poco después Moha remató en carrera un buen centro desde la derecha.