Intensifican la campaña para lograr un conservatorio de danza en Santiago

La plataforma reivindicativa consigue el apoyo de los sindicatos de la educación tras recopilar cerca de 5.000 firmas para avalar su demanda ante la Xunta


santiago / la vozsantiago / la voz

Reunieron cerca de 5.000 firmas para avalar la creación de un conservatorio profesional de danza en Santiago y ahora acaban de recibir el apoyo de los sindicatos del ámbito educativo. La plataforma promotora del conservatorio de danza en Compostela está decidida a intensificar su campaña para reivindicar que la Xunta dote a la capital gallega de un equipamiento de estas características que ponga fin a los desplazamientos diarios de hasta 230 kilómetros que algunos alumnos -y también profesores- tienen que hacer entre Santiago y Lugo para cursar estudios en el único centro oficial adscrito a la Consellería de Educación.

El año y medio que lleva operativa la Plataforma Conservatorio de Danza Compostela ha servido, de momento, para que el BNG abrazara políticamente su demanda y para que a la misma se sumara el gobierno local de Santiago y todas las fuerzas de la corporación municipal.

La demanda también llegó al Parlamento gallego, de la mano del BNG y el PSdeG, pero ahí es donde afloró el principal escollo que tiene este proyecto: la falta de apoyo del PP. La Xunta no acaba de ver sustrato suficiente para este centro y, fuentes consultadas en Educación, consideran que con el Conservatorio de Danza de Lugo y con el de A Coruña, que depende de la Diputación, «a oferta está cuberta», y más en estos momentos, cuando las prioridades políticas basculan hacia las necesidades causadas por el covid-19.

Unas 3.300 personas cursan estudios de danza clásica y baile tradicional en Santiago y su entorno, argumenta la profesora Xiana Vilas

Con todo, la compostelana Xiana Vilas, profesora de danza en Lugo, considera que la educación reglada de esta disciplina «tamén é estratéxica para ter un futuro profesional». Contradice la versión de la Xunta de que no hay demanda, arguyendo que en torno a 3.300 personas cursan estudios de danza clásica o baile tradicional en Santiago y su entorno, con dificultades para acceder a estudios superiores.

«Coa escola privada non se resolve a formación de danza; falta unha oferta pública e de calidade», añade la catalana Berta Secall, profesora afincada en Santiago, que no se explica cómo la Xunta solo mantiene un centro de rango autonómico en Lugo.

«Buscar un BlaBlaCar para ir a Lugo a aprender danza, tendo un neno de 6 anos, é complicado»

Lupe Carballo es alumna del Conservatorio lucense, al que tiene que desplazarse desde Santiago

La compostelana Lupe Carballo Estévez se asomó al mundo de la danza como hobby, pero no tardó es descubrir que esa afición le iba a dar sentido a su vida. Tiene su propia compañía pero, en paralelo, es consciente de que necesita seguir formándose a nivel profesional. No puede hacerlo en Santiago, porque no existe un conservatorio de danza, así que tiene que desplazarse casi a diario a Lugo para tomar clases en el único centro de estas características que depende de la Xunta. «Ás veces é un labor imposible», se queja.

 

Al coger el teléfono para atender la entrevista, confiesa que acaba de estar metida en la aplicación BlaBlaCar «para ver como podo ir este luns a Lugo e volver despois». De paso, ya comprobó que «para ao martes non teño combinación e perdereime outra vez a clase de música... falto un mogollón», se lamenta.

Seguir leyendo

 

 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Intensifican la campaña para lograr un conservatorio de danza en Santiago