Peligra el Obradoiro-Estudiantes del jueves

Los jugadores y el cuerpo técnico esperan los resultados de los últimos test


SANTIAGO / LA VOZ

El Obradoiro no jugará mañana ante el Real Madrid. Los positivos en la plantilla compostelana obligaron a la ACB a suspender el choque de Sar frente al líder. De este modo, el Obra, que todavía no pudo estrenarse en el 2021, suma ya tres aplazamientos consecutivos. El colectivo que entrena Moncho Fernández contará este domingo con tres encuentros menos que sus rivales.

Todavía sin conocer las nuevas fechas de los duelos ante el Andorra y el Real Madrid, el conjunto de la capital gallega sabe desde hace semanas que uno de sus tres partidos suspendidos tendría que disputarse el próximo jueves a partir de las ocho y media de la tarde en la caldeira de Sar. Sin embargo, la actual situación obliga a pensar que el Obradoiro-Estudiantes peligra. En estos momentos está en el aire la celebración del duelo contra los madrileños ante la difícil situación sanitaria del plantel obradoirista.

Este jueves, los integrantes de la plantilla obradoirista y del cuerpo técnico realizaron nuevos test. Hoy se conocerán los resultados, pero si se registra algún negativo todavía habría que esperar a que las autoridades sanitarias concedan el alta médica a jugadores y entrenadores. El protocolo de la ACB señala que para disputar un partido se necesitan un mínimo de ocho jugadores y un técnico.

Los plazos

Teniendo en cuenta que también se señala que para poder competir se requieren al menos cuatro días de entrenamiento, las posibilidades de celebrarse el Obra-Estudiantes se reducen de forma considerable. El lunes tendría que registrarse el alta de la mayor parte del plantel para completar los entrenamientos de lunes, martes, miércoles y jueves. Son los plazos que viene marcando la ACB para estos casos derivados del covid-19.

Desde las primeras pruebas, tres jugadores siempre dieron negativo. Se trata del escolta lituano Laurynas Beliauskas, el pívot americano Steven Enoch y el base andaluz Pepe Pozas. Tras repetirse los test, otro jugador del plantel y un miembro del cuerpo técnico dieron negativo. En la tarde de ayer recibieron el alta médica para ya poder reanudar de inmediato la actividad física.

Beliauskas y Enoch sí pudieron ejercitarse a lo largo de estos días en Sar, con trabajo específico en espera de la llegada de otros compañeros. Mientras, Pepe Pozas aprovechó para recuperarse de sus dolencias, pues el capitán era uno de los lesionados del equipo cuando el covid-19 atacó el vestuario del conjunto compostelano. Pozas tuvo que interrumpir su recuperación y en los últimos días retomó el trabajo para intentar ponerse a punto lo antes posible.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Peligra el Obradoiro-Estudiantes del jueves