Bugallo lamenta que el cierre de Santiago no ayudó a frenar la expansión del covid

Margarita Mosteiro Miguel
marga mosteiro SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

Sandra Alonso

Apoya más restricciones con el deseo de que sean «acertadas e eficaces»

09 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

«O peche perimetral de Santiago non conseguiu a protección esperada dos concellos próximos», apuntó ayer el alcalde de Santiago. No quiso entrar a valorar si fue o no una decisión correcta, e insistió en que mantendrá su «compromiso de apoiar as medidas do comité clínico, e son moi respectuoso cas decisións que tomen. E desexo que sexan acertadas e eficaces», apostilló. Xosé Sánchez Bugallo quiso insistir, en una rueda de prensa anterior al anuncio de las nuevas restricciones, en que un confinamiento total en las casas tampoco es una opción, y abogó más por pedir «prudencia e responsabilidade individual», porque, alertó, entramos en «un escenario moi preocupante». Ante la evidencia de un escenario más restrictivo, Bugallo consideró que «é inevitable» a la vista de los datos, y aventuró que «seguirán crecendo os contaxios ata mediados de mes», como consecuencia de los contactos de fin de año y Reyes.

Ni siquiera aceptó ofrecer su valoración sobre la decisión de relajar las medidas en los días centrales de la Navidad. El alcalde quiso ser cauto: «Non fago críticas das medidas dos expertos». Con todo, reconoció que el resultado no fue el esperado. Puntualizó que Santiago no puede cerrarse totalmente, ya que son miles las personas que se desplazan para trabajar y estudiar desde los concellos de su entorno, y en la movilidad «está a expansión do virus». Aunque no entró en valoraciones, puso el ejemplo de A Coruña y Vigo, donde el cierre no fue en solitario, sino junto a los municipios de su entorno.

Bugallo apuntó que en diez concellos del hinterland de Santiago los datos proporcionalmente son peores que los de Compostela, lo que vendría a demostrar que el cierre de la capital gallega no logró el efecto deseado por los expertos. Puso como ejemplo el caso de Ames, cuya incidencia acumulada a 14 días es de 320 casos, frente al de Santiago, que ayer era de 298, y el jueves, de 270. También aludió a la mala situación de Santa Comba y Negreira, donde se ha disparado la incidencia y están por encima de los 250 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, por lo que consideró que «non foi efectivo pechar a Santiago sola».