Santiago sufrirá nuevas limitaciones por un covid al alza con varios brotes

Bugallo pide compensaciones para paliar las pérdidas de comerciantes y hosteleros


santiago / la voz

En Santiago se trataban ayer 246 pacientes de covid-19, según datos comunicados por el Sergas al Concello. Aunque el crecimiento de positivos se ralentiza desde el día 23, sigue al alza. «Estamos moi preocupados, porque a partir do día 7 ou 8 aflorarán os casos derivados das reunións de fin de ano», afirma el alcalde, Xosé Sánchez Bugallo. En varios municipios próximos también crecen los contagios: había 85 en Ames, medio centenar en Teo y 20 en Oroso, las cifras más elevadas de las últimas semanas. En el área metropolitana otro municipio al alza, aunque menos, es Arzúa, donde ayer se informaba de 15 nuevos pacientes de covid detectados las dos últimas semanas. En Padrón y Santa Comba descienden los casos, pero se hallan por encima de los 250 por 100.000 habitantes de incidencia acumulada; lo mismo que Negreira y Val do Dubra, donde la situación está más estancada. Este es uno de los principales indicadores que se valoran para decidir restricciones,

La situación en los 46 municipios del área sanitaria es de inquietud por los datos más recientes: desde el 25 de diciembre (12 días) han fallecido 28 personas; son más que en noviembre (26), el peor mes desde el inicio de la segunda ola, y a un ritmo semejante a abril (81 óbitos ese mes, el peor de la primera ola). En esos días aumentaron los ingresos hospitalarios un 33 % (de 70 el día 25 a 93 ayer) y un 86 % la ocupación de la uci del Clínico (de 7 a 13 pacientes). Ayer estaban a tratamiento 1.336 pacientes de covid, una de las cifras más elevadas desde el inicio de la pandemia. En las últimas 24 horas se detectaron 60 nuevos positivos -aunque solo se hicieron 583 PCR, menos que las últimas semanas- y se dieron de alta 51 personas curadas.

Ante esas cifras tan preocupantes el conselleiro de Sanidade confirmó que seguramente el viernes se endurecerán las actuales restricciones, como se avanzó anteayer. La limitación de la movilidad por edades, reducción del aforo de la hostelería y en actividades de cultura y deporte, menos personas en reuniones o más cierres perimetrales están entre las medidas que valorarán.

El alcalde compostelano afirma sobre las restricciones que «non vou entrar, porque hai un órgano competente que é a Consellería a de Sanidade e a comisión clínica. Desexo que acerten nas decisións que tomen, que sexan conscientes das consecuencias que se derivan delas para determinados sectores económicos, e que se habiliten programas de axudas e de compensación para os máis afectados, como a hostalaría e o comercio».

Bugallo coincide con el regidor de Ames, José Miñones, en que hay varios brotes familiares, «ducias», indica el compostelano, de núcleos diferentes, más que un gran brote concreto, y que atribuye a la movilidad. Aunque, dice, la situación en Santiago, con una incidencia próxima a 250 casos por 100.000 habitantes, es inferior a la media estatal, no muy lejana de la gallega y semejante a varios municipios próximos: «O que nos preocupa é a resistencia a baixar a pesar das medidas que se tomaron, cando xa levamos tres semanas de confinamento perimetral. Esas medidas non conseguiron modificar a situación e a economía de Santiago está a ter unhas semanas moi duras», sostiene el alcalde.

Ayer siguió la vacuna de covid en residencias de Santiago y Teo.

La hostelería cierra diciembre con unas pérdidas del 70 % y critica que haya ayudas sin pagar

El posible endurecimiento de las restricciones en la hostelería, explican desde el sector, complicará aún más la supervivencia de muchos negocios que ya se ven abocados al cierre total. «Todo isto leva a que os propietarios se endebeden cada vez máis, pero non só iso. Hai moitos empregos en xogo dentro e fóra do sector», indica Lois Lopes, directivo de Hostalaría Compostela. Entre ellos, los más ligados a bares y restaurantes, como pueden ser los comerciales de distribuidoras que se quedan sin trabajo, o los que se ven afectados por el ambiente general de la ciudad, como comercios y pequeñas tiendas. Desde Hostalaría Compostela cifran las pérdidas en un 65 o 70 % respecto a diciembre del año pasado y de en torno a un 80 en el caso del sector de la noche. «Non houbo ceas de empresas nin festas e cada vez resulta máis difícil saír», afirma Lopes, que también critica que el cierre del sector en noviembre se vendiese como una forma de salvar la campaña de Navidad, cuando para ellos no ha sido así. «Salvar o Nadal? Para nós non se salvou nada», subraya, al tiempo que critica que se criminalice una hostelería «que non foi culpable da mobilidade nin das reunións que houbo durante as festas».

Un Xacobeo sin bares

Sobre el apoyo al sector, Hostalaría Compostela critica que «as axudas, ademais de insuficientes e de non incluír a todo o mundo, non se están pagando», apunta Lois Lopes, que se pregunta cuántos negocios van a cerrar para el recién iniciado y prorrogado año santo. «Presentan a extensión do Xacobeo, pero cantos negocios van estar dispoñibles?», concluye.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Santiago sufrirá nuevas limitaciones por un covid al alza con varios brotes