Ni el covid puede con la tradición del roscón de Reyes de Santiago

En el obrador de la pastelería Las Colonias, Rubén Navarro Manteiga prepara desde hace unos días la masa del dulce que cierra la Navidad


Durante las comidas y cenas navideñas los compostelanos eligen uno u otro dulce y postre según los gustos de los comensales. Turrones o polvorones pueden ser de diversos sabores y tipos, incluso pueden faltar en alguna de las citas gastronómicas de Navidad, pero si hay un dulce que hoy estará en todas las casas ese es el roscón de Reyes. En las pastelerías de Santiago, la jornada de ayer fue la de las reservas y compras anticipadas, y hoy será la de recogida. Rubén Navarro Manteiga, de la pastelería Las Colonias, reconoce que, sin cabalgata de Reyes, bajan las ventas de «los que pasan por delante de la pastelería, que lo ven y se lo llevan si están en dudas». Rubén dedica horas y horas desde hace días a la preparación de la masa. «El roscón no es hacer un bizcocho. El secreto son muchas cosas, pero el tiempo de fermentación es fundamental. Lleva su tiempo», advierte. Ante la fiebre de muchas personas por hacer dulces durante el confinamiento, el pastelero asegura que «un bizcocho puede, y quizás alguno intente hacer un roscón, pero al final volverán a la pastelería. No es tan fácil como pueda parecer». En Las Colonias ayer se vendieron unos 130 roscones, y hoy podrán ser unos doscientos, aunque en un año normal podían doblar esas cifras. «Este año, los abuelos vendrán menos porque, en principio, los nietos no van a ver a los abuelos», apunta Rubén, que cogió el relevo de sus padres, Antonio y Pilar, en el obrador del Tambre. Sus dos hermanas son las caras visibles de la pastelería en el establecimiento de San Roque. Esta pastelería comenzó a funcionar en 1888 en el local de As Orfas, que sigue operativo, aunque este año «sin turistas, es más complicado mantenerlo abierto». En 1968, Antonio Navarro, malagueño de nacimiento y compostelano de corazón, comenzó a trabajar en la confitería. Y en 1985 se hizo con el negocio. El relevo generacional llegó con sus hijos: Rubén, Sandra y Belén. En la jornada de hoy, toda la familia estará volcada en la elaboración y venta del dulce que pone fin a las fiestas navideñas.

Reiniciando la vida

El daño cerebral es una ocasión para reiniciar la vida. Así lo entendió el grupo Favorita, compuesto por músicos de A Estrada, Cuntis y Santiago, y tituló Reiniciando un tema para contribuir al vigésimo aniversario de la asociación de daño cerebral Sarela, que preside José Balboa, y que tenía previsto utilizar en los actos conmemorativos, reformulados por la pandemia del covid-19. Divulgan la canción por redes sociales para comenzar el año y escuchamos a Saleta Fernández (vocalista), Alberto Torres (batería), Fran Rei (bajo) y Fran Campos (guitarra), interpretando: «Es único cando te equivocas/ E me corrixes/ Cando tes paciencia comigo/ Es única cando caes/ E me levantas/ Cando non reparas no que digo/ Es distinto cando non atopas/ O que buscas na memoria/ Cando non paras de falar/ Reiniciando, reiniciando,/ Reiniciando, volvendo a empezar. [...]». La letra es consecuencia de conocer vivencias de personas usuarias, y familiares, de Sarela, en la radio municipal A Estrada. «O bo sería agora que a puidésemos estrear en vivo nunha actividade de Sarela, como estaba previsto», dice Fran Campos. Habrá que reiniciar esa opción.

Amigos y deportistas

La Fundación Amigos de Galicia celebró el Día de Reyes en Santiago con varios actos que incluyeron el reparto, en colaboración con la SD Compostela, de la tradicional rosca de Reyes donada por el club, además de chocolate y caramelos entre las familias con menores atendidos en la ciudad. En el acto participaron, entre otros, el presidente del club, Antonio Quinteiro, y el secretario, Juan Carlos Gesto.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ni el covid puede con la tradición del roscón de Reyes de Santiago