Santiago Matamoros, retirado de su lugar de honor en la Catedral y trasladado a una capilla en obras

Susana Luaña Louzao
Susana Luaña SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

XOAN A. SOLER

La curia catedralicia decidió sustituir la belicosa figura por un aura del obispo Teodomiro y por un preciado relicario que representa al apóstol peregrino

03 ene 2021 . Actualizado a las 21:01 h.

Hace tiempo que la figura del apóstol Santiago cercenando las cabezas de los infieles musulmanes había dejado de ser políticamente correcta, y sin embargo, seguía ocupando un lugar preferente en la Catedral. Hasta que, con motivo de las obras de rehabilitación, la curia catedralicia decidió retirar la polémica estatua, obra de José Gambino, y llevarla a la capilla del Alba, un oratorio próximo al Pórtico de la Gloria que permanece cerrado por obras. O sea, que se optó por ocultar la versión justiciera de Santiago el Mayor, poco acorde con el mensaje pacificador y universal del año santo.

No es la primera vez que la imagen de madera policromada, que llamaba la atención por su crueldad, resulta incómoda. Ya en el año 2004, coincidiendo con el 11-M, fue retirada «para no herir a otras etnias». Dos años después volvió al camarín en el que se exhibía desde los años 50, pero cubierta de flores que tapaban las cabezas de los infieles degollados por el santo. Ahora se retira de nuevo, puede que definitivamente, aunque todavía no está decidida la ubicación final de la escultura.

PACO RODRIGUEZ

El director de la Fundación Catedral, Daniel Lorenzo, no quiere vincular la decisión con la polémica que rodea a la imagen, y asegura que «ya no era una pieza originaria de la Catedral», que se había colocado allí «provisionalmente» en los años 50 y que ahora, con las obras, forma parte de una serie de cambios en la imaginería del templo que todavía no son definitivos.