Brodziansky fue uno de los más destacados en su vuelta a Sar

El Obra fue un trampolín para el pívot eslovaco


SANTIAGO / LA VOZ

Vladimir Brodziansky regresó a Santiago después de militar durante dos campañas en las filas del Obradoiro. El pívot eslovaco jugó ayer por primera vez en Sar como visitante. Lleva 70 partidos en la máxima categoría del baloncesto español, 57 con la elástica del conjunto de la capital gallega. El Obra fue un trampolín para Brodziansky, lo mismo que lo fue para otros jugadores que crecieron a pasos agigantados en la capital gallega bajo la atenta mirada de Moncho Fernández. La caldeira es una auténtica universidad para los hombres que pisan la pintura con la camiseta del equipo gallego y con el miudiño de fondo.

En el duelo de ayer frente al Obradoiro, el jugador del Joventut fue uno de los más valorados de su equipo. Acabó el duelo con 13 puntos en 22 minutos de juego, con una valoración de 19 créditos. El 10 eslovaco anotó dos canastas de dos intentos, erró un triple y convirtió 9 de 10 tiros libres. Además, capturó cinco rebotes y sumó una asistencia.

Nada más saltar a la pista, el ex del Obra tardó muy poco en entrar en acción. Poco más de un minuto le bastó para hacer de las suyas. Después de una desventaja de seis puntos (12-6), el Joventut se puso por delante de nuevo en el luminoso (14-15) gracias al dos más uno del eslovaco.

Sus registros

Como obradoirista, Brodziansky todavía mantiene registros que no pudo superar de momento con el Joventut. Su mejor anotación en la Liga Endesa llegó a los 27 puntos en un duelo en Sar ante el Estudiantes (91-81), día en el que también logró su valoración más alta desde que está en España, con un total de 37 créditos. Fue su mejor partido en la liga de las estrellas. Otras marcas que mantiene de su etapa obradoirista son los 8 rebotes capturados en un derbi ante el Breogán (victoria del Obra por 75-73) y los 5 tapones que firmó en Badalona, precisamente ante el equipo en el que ahora milita.

Otro de los protagonistas de la noche de ayer, el veterano base Albert Oliver, hizo el viaje al revés que Brodziansky, pues antes de vestir de obradoirista jugó en el Joventut, club que le dio la oportunidad de debutar en la ACB hace más de veinte años. Tras un largo historial en la Liga Endesa, el de Tarrasa disputó como verdinegro un total de 72 partidos, de un total de 636 en la categoría. Con el Obra jugó con el de ayer 14 encuentros. El equipo de Moncho Fernández es el séptimo del base en sus más de veinte años en la Liga Endesa, pasando antes por Joventut, Manresa, Valencia, Estudiantes, Gran Canaria y Real Betis.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Brodziansky fue uno de los más destacados en su vuelta a Sar