Bugallo advierte que el «relaxo» frente al covid puede traer para Navidad restricciones más duras

La Voz SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

Sandra Alonso

Alerta de un «empeoramento notable da situación», con 137 positivos que acercan a Santiago a limitaciones más severas

15 dic 2020 . Actualizado a las 13:11 h.

Santiago empeora sus cifras de contagios por coronavirus en el momento más inoportuno, apenas diez días después de acceder al nivel básico de restricciones y con las fiestas navideñas a la vuelta de la esquina. El alcalde, Xosé Sánchez Bugallo, aseguró ayer que la ciudad contabiliza 137 positivos, por lo que se aproxima al umbral de los 150 casos que marca la salida de ese nivel básico y un endurecimiento de las restricciones que tendría especial impacto en un sector hostelero que apenas ha tenido tiempo de calentar las máquinas tras la reapertura de los negocios.

El regidor compostelano evitó ayer poner paños calientes al agravamiento de la situación en Santiago y expresó su «extraordinaria preocupación pola evolución destes datos». Advirtió del riesgo de que, en puertas de las fiestas, la ciudad desande el camino recorrido en los últimos meses. «Sería tristísimo que houbera que aumentar as restricións en vésperas da Navidade. E á vista da evolución que estamos tendo non se pode descartar en absoluto», lamentó Bugallo, que recordó que ese escenario más severo -que en función de la evolución de los contagios podría traducirse en un retorno al cierre perimetral de Santiago- tendría repercusiones negativas tanto para los derechos de las personas como para actividades económicas de las que dependen muchas familias en Compostela.

El alcalde señaló que ese incremento de casos registrado en los últimos días -de 121 positivos en el fin de semana a los 137 de ayer- tiene su origen en reuniones familiares y en un concierto celebrado en la ciudad el día 5. En este contexto, Bugallo, que también precisó que las cifras de Santiago siguen por debajo de las medias de Galicia y del conjunto de España, volvió a apelar a la responsabilidad individual para contener la evolución de la pandemia: «Está claro que está habendo un relaxo, que non se está actuando ben. E esa é unha responsabilidade persoal e individual de cada un de nós».