La Xunta aprueba la declaración BIC del monasterio de San Martiño Pinario

Cerca de 200 bienes del conjunto quedarán protegidos además del edificio


Santiago / la voz

El Consello da Xunta zanjará hoy una deuda histórica con el patrimonio artístico de Santiago al aprobar el expediente que declara Ben de Interese Cultural (BIC) el monasterio de San Martiño Pinario, tramitado en tiempo récord por la Consellería de Cultura con el objetivo de que esté en vigor, una vez publicado en el Diario Oficial de Galicia, coincidiendo con el inicio del año santo del 2021. Esta declaración, con la categoría de monumento, da una especial protección al conjunto de San Martiño Pinario, no solo al edificio, sino también a cerca de doscientos bienes de gran valor artístico e histórico que se encuentran en el interior del inmueble.

El conselleiro de Educación e Cultura, Román Rodríguez, que visitó ayer el monumento acompañado por el rector del Seminario Maior, Carlos Álvarez, explicó que el decreto que aprueba hoy la Xunta «ademais de acreditar o valor sobranceiro deste mosteiro, tamén garante a protección dun dos conxuntos máis sobresaíntes de España polo seu valor cultural, histórico e artístico». También recordó que San Martiño Pinario es la segunda construcción religiosa de mayores dimensiones en su tipología, solo por detrás del Escorial.

Román Rodríguez destacó la agilidad con la que se completó la tramitación de la declaración BIC, un año antes de que concluya el plazo previsto por la Lei de Patrimonio Cultural: «Iniciamos o expediente en novembro do 2019 co compromiso de que estivese listo para o Xacobeo 2021 e así o fixemos». El titular de Cultura subrayó que la decisión contó con un amplio respaldo y con el aval de expertos de la USC, la Real Academia Galega de Belas Artes y el Consello da Cultura Galega.

Entre los bienes contenidos en el edificio de San Martiño que también protege la declaración de BIC, asociados a distintas etapas históricas del monumento, figuran el fondo documental y bibliográfico, los bienes relacionados con la imprenta del Seminario Conciliar Central -incluida la maquinaria de impresión, encuadernación y la librería- la botica, las colecciones vinculadas al patrimonio científico y técnico, además de indumentaria litúrgica de los siglos XIX y XX, entre otros objetos.

Asimismo, la declaración BIC delimita el entorno de protección de San Martiño Pinario y de otros monumentos que ya ostentan esta catalogación en sus proximidades: la Catedral, la iglesia de San Francisco, el Hospital Real (Hostal dos Reis Católicos) y su capilla, el Pazo de Xelmírez, la Biblioteca Pública Ánxel Casal y las sedes del Museo das Peregrinacións e de Santiago.

Seis más en trámite

La declaración del monasterio de San Martiño Pinario como BIC no es la única que realiza la Xunta de Galicia este año, ya que también ha tramitado la de la Terraza de Sada y el Parque do Pasatempo de Betanzos. Además, actualmente está en curso seis expedientes de incoación más, que se resolverán en los próximos meses con la declaración de A Ponte Maceira, entre Ames y Negreira; el Colexio do Cardeal, en Monforte; la iglesia da Atalaia, en Laxe; la iglesia de Santa Cruz, en O Incio; el funicular minero de Valga; y la biblioteca de Emilia Pardo Bazán.

Un referente espiritual, político y cultural de la historia de Galicia

Con origen vinculado al culto al Apóstol Santiago, el monasterio de San Martiño Pinario se remonta a principios del siglo X. La custodia del sepulcro del Apóstol fue una de sus principales misiones fundacionales y el claustro, la primera pieza arquitectónica levantada en el solar de Pinario, con una comunidad monacal todavía vinculada a la iglesia de Santiago, de la que se distanciará hasta formar una comunidad diferenciada y convertir las instalaciones en monasterio benedictino bajo el gobierno del abad Adulfo, entre los años 1070 y 1080.

El monasterio inició en el siglo XII una etapa de esplendor que lo convirtió en el más rico y poderoso de Galicia, mediante los ingresos procedentes de rentas en toda la región.

El monasterio moderno de San Martiño fue creado tras una etapa de decadencia económica, como suma de las tres abadías medievales estrechamente vinculadas al culto de Santiago: Pinario, Antealtares y San Pedro de Fóra, lo que consolidó una comunidad benedictina gracias a las encomiendas de los Reyes Católicos para prestar atención a los peregrinos.

San Martiño Pinario, que en su configuración actual ocupa unos veinte mil metros cuadrados de superficie, es un referente a lo largo de su historia por su importancia social, espiritual, económica, política y cultural, además de centro de una intensa actividad vinculada al conocimiento que continúa en la actualidad por su labor como centro docente y como Seminario Mayor.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La Xunta aprueba la declaración BIC del monasterio de San Martiño Pinario