Santiago reduce el covid un 78 %, gana movilidad y abre la hostelería

La Voz SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

Sandra Alonso

El área metropolitana tiene «o máximo ao que se pode chegar», excepto Oroso

04 dic 2020 . Actualizado a las 00:07 h.

Santiago gana en calidad de vida y vuelve a la misma situación que el resto de Galicia tras 14 semanas de restricciones, las seis últimas con las más duras que se aplican en la comunidad. El 3 de septiembre empezaron las limitaciones, que se ampliaron desde la tercera semana de octubre. A partir de esta medianoche cesa el cierre perimetral con Ames y Teo, y las prohibiciones de movilidad que suponía con el exterior, pues ahora únicamente estarán vedados los municipios que sigan cerrados. Abre la hostelería, y los locales pueden ocuparse un 50 % en el interior y un 75 en el exterior, con reuniones de hasta seis personas no convivientes y hasta las 23.00 horas. Aumentan así los atractivos para el ocio.

Todo el área metropolitana compostelana tiene así «o máximo ao que se pode chegar», en palabras del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, al explicar la situación. Solo hay una excepción, Oroso, que mantiene un nivel de restricciones medio-alto, con más limitaciones en la hostelería: menos ocupación y hasta las 17.00 horas, y reuniones de un máximo de 4 personas no convivientes. Si se considera el área sanitaria, solo Lalín está en la misma situación de Oroso; y Silleda, con un poco más de alivio, en el nivel medio. El resto se incluye en el nivel básico, con las mejores condiciones en lo que respecta a reducción de restricciones, como Santiago, Ames y Teo. Los últimos datos disponibles apuntan que en los 46 municipios del área sanitaria se trataban el martes a las 18.00 horas 834 pacientes de covid-19. Son 538 menos que los 1.372 que estaban a seguimiento el 1 de noviembre, el día del pico de la segunda ola de esta pandemia. En 32 días la reducción ha sido del 39,2 %. 

Compostela, de 462 casos a 99

El alza en el área sanitaria comenzó el 9 de octubre, cuando solo había 552 casos confirmados del nuevo coronavirus. Aumentaron durante 20 días consecutivos, hasta los 1.186 del 28 de octubre, y tras un paréntesis volvieron a crecer. Hasta noviembre, cuando comenzó la curva descendente. Sobre todo desde el 24, cuando se reconocían 982 casos. Son ya 8 días consecutivos de caída.

El municipio de Santiago, que alcanzó las 462 personas contagiadas de covid el 30 de octubre, el día de mayor incidencia de esta pandemia, bajó ayer de los 100 casos acumulados en 14 días (99, según el Sergas). Era un dato anhelado, por ser uno de los que se valoran para bajar las restricciones. Se tienen en cuenta ademas la incidencia en mayores de 65 años, el porcentaje de pruebas PCR positivas, los pacientes en uci y la evolución en el número de casos y situación de los brotes.

Eso explica que solo Oroso mantenga un nivel de restricciones medio-alto, con más limitaciones, pues su incidencia acumulada supera los 250 casos por 100.000 habitantes. Esa es también la cifra de A Baña, el municipio que más crece en el área metropolitana, pues pasó de 15 casos nuevos acumulados en 14 días la semana pasada a 31 ayer; Dodro, que ayer creció un caso, hasta 13 acumulados en 14 días; Tordoia, que se mantiene en 15; y Santa Comba, que ayer descendió un caso hasta 34 acumulados en los últimos 14 días, y que también comparten ese índice de más de 250 casos por 100.000 habitantes.

El covid-19 fue la causa de 109 óbitos entre los meses de marzo, abril y mayo. Ninguno en junio, julio ni agosto. Y 59 entre septiembre, octubre y noviembre. Ninguno en estos primeros días de diciembre. Son 168 personas fallecidas en el área sanitaria, siempre según los datos oficiales.

En los casi 9 meses ya completados desde que se reconoció el primer caso de esta nueva enfermedad en el área sanitaria, el 11 de marzo, se ha confirmado en 7.857 personas hasta ayer. Ya se curaron 6.856. Así, según el Sergas, han superado con éxito este problema de salud en el área sanitaria de Santiago el 87,3 % de las personas afectadas de covid; se tratan el 10,6 % y fallecieron el 2,1 %.

El alcalde apela a la responsabilidad individual y colectiva: «O perigo segue aí»

El alcalde hizo ayer un insistente llamamiento a la población para que mantenga la responsabilidad individual y colectiva frente al virus y ante la relajación de las restricciones que imperaron hasta el momento. El alivio que supone la bajada de nivel de alerta del municipio no puede entenderse como sinónimo de que ya pasó el peligro, porque no es así, advierte el regidor. «O perigo segue aí» y evitar que la situación vuelva a los registros de hace cinco semanas, «cando os datos comezaron a explotar e alcanzamos case os 500 casos activos», es «responsabilidade de todos, non só da Administración». Sánchez Bugallo apela al control en las reuniones de amigos cuando se permitan, en las familias y en la actividad hostelera, porque «sería terrible que logo deste sacrificio volvésemos á situación de hai un mes».