Tres mil personas podrán saludar a los reyes pese a no haber cabalgata

r. martínez SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

PACO RODRÍGUEZ

Habrá recepción real con cita previa y cine al aire libre para visionar desde el coche

21 nov 2020 . Actualizado a las 13:49 h.

Santiago tendrá Navidad. Será con cita previa en algún caso y con control de aforo, en los que más. Pero el gobierno municipal no ha querido renunciar a su organización. La evolución de la pandemia y el cariz de las restricciones que pueda haber en diciembre ya dirán hasta dónde se puede mantener esa programación, pero el Concello no ha dejado de planificar ni los mercadillos ni la iluminación ni el belén de San Fiz. El covid sí se llevará por delante una de las tradiciones más arraigadas, la cabalgata de Reyes, pero no la presencia de los magos de Oriente en la ciudad.

Los pequeños tendrán ocasión de verlos, e incluso de saludarlos a una respetable distancia sanitaria. Eso sí, será con cita previa, para evitar aglomeraciones indeseadas en el exterior. Para el interior (no será en Raxoi, sino en otro edificio del casco viejo) ya habrá control de aforo e itinerario. La cita previa se hará por el método tradicional: retirada de entradas en el Teatro Principal.

Las cautelas a que obliga la pandemia no mermarán, sin embargo, la capacidad de la recepción infantil. La eliminación de la cabalgata no retrasará la llegada de los reyes a la ciudad. Es más, la adelantará para poder disponer de tiempo suficiente para ese recibimiento concertado a los más pequeños en la tarde del 5 de enero. De hecho, la habitual visita a los niños hospitalizados en el Clínico será por la mañana. Esa visita matinal les dejará más tiempo para la recepción vespertina. El departamento de Festas estima que unas tres mil personas podrán saludar a los magos de Oriente, según los aforos por tramos horarios y el tiempo máximo de estancia para los pequeños, que además de ver a los reyes tendrán ocasión para hacerse alguna foto, aunque con todas las cautelas que exige el covid y los protocolos para su combate.