Tres mil personas podrán saludar a los reyes pese a no haber cabalgata

Habrá recepción real con cita previa y cine al aire libre para visionar desde el coche


santiago / la voz

Santiago tendrá Navidad. Será con cita previa en algún caso y con control de aforo, en los que más. Pero el gobierno municipal no ha querido renunciar a su organización. La evolución de la pandemia y el cariz de las restricciones que pueda haber en diciembre ya dirán hasta dónde se puede mantener esa programación, pero el Concello no ha dejado de planificar ni los mercadillos ni la iluminación ni el belén de San Fiz. El covid sí se llevará por delante una de las tradiciones más arraigadas, la cabalgata de Reyes, pero no la presencia de los magos de Oriente en la ciudad.

Los pequeños tendrán ocasión de verlos, e incluso de saludarlos a una respetable distancia sanitaria. Eso sí, será con cita previa, para evitar aglomeraciones indeseadas en el exterior. Para el interior (no será en Raxoi, sino en otro edificio del casco viejo) ya habrá control de aforo e itinerario. La cita previa se hará por el método tradicional: retirada de entradas en el Teatro Principal.

Las cautelas a que obliga la pandemia no mermarán, sin embargo, la capacidad de la recepción infantil. La eliminación de la cabalgata no retrasará la llegada de los reyes a la ciudad. Es más, la adelantará para poder disponer de tiempo suficiente para ese recibimiento concertado a los más pequeños en la tarde del 5 de enero. De hecho, la habitual visita a los niños hospitalizados en el Clínico será por la mañana. Esa visita matinal les dejará más tiempo para la recepción vespertina. El departamento de Festas estima que unas tres mil personas podrán saludar a los magos de Oriente, según los aforos por tramos horarios y el tiempo máximo de estancia para los pequeños, que además de ver a los reyes tendrán ocasión para hacerse alguna foto, aunque con todas las cautelas que exige el covid y los protocolos para su combate.

«En ningún momento se pensou en que non houbese reis»

La pandemia se ha llevado por delante la cabalgata. También la fiesta de fin de año del Obradoiro. «Pero en ningún momento se pensou en que non houbese reis», afirma el concejal de Festas, Gonzalo Muíños, quien no ha dejado de trabajar en la programación pese a la evolución de la pandemia. Hay iniciativas que si no se programan con antelación, al margen de la intensidad temporal de las restricciones por el covid, o de la incertidumbre de si finalmente se podrán mantener, no serían posibles, sostiene Muíños. Es el caso de la recepción real. Y el de los mercadillos: el de Nadal (en Carreira do Conde) y el de la Estrela (en varias localizaciones), a los que este año se sumará el de Área Central. O el del propio programa de cine. Porque en la era covid también hay novedades.

Por primera vez, el Nadal traerá cine al aire libre para visionar desde el coche y con sonido a través de la radio de este. Se estima que cabrán en torno a 160 y 170 vehículos, situados con espacio suficiente para dejar su plaza, si fuese el caso, durante la sesión. Eso requiere una buena explanada, como la de Salgueiriños. Buena parte de la cartelera será oferta infantil, y serán varias jornadas, cinco o seis, con dos sesiones diarias. El soporte será una pantalla de leds de 6 por 3,5.

En los mercadillos habrá también control de aforo, al igual que en el belén de San Fiz, que se mantiene pese a la pandemia, y extremando las cautelas. Aunque por el último decreto de la Xunta podría acoger a unas 70 personas, el aforo se quedará en torno a las 50.

Raxoi prevé además alguna actividad de animación en la zona más comercial del centro, aunque dependerá de la movilidad que se autorice para entonces. Esas son iniciativas que sí se puede resolver en unos días, dice Muíños.

Turismo iluminará trece estatuas y puntos señalados de la Alameda

Si algo tuvo claro desde el primer momento el gobierno local es que la iluminación no se resentiría pese a las limitaciones sociales que está imponiendo el covid. Pendiente únicamente de decidir si mantiene el encendido para el día 3 de diciembre (como fija el pliego) o lo deja para el 4 (el horizonte que se marcó la Xunta para el actual cierre perimetral), el gobierno de Sánchez Bugallo mantuvo la previsión inicial y sacó el concurso con el incremento de gasto previsto en torno al 18 % y con la ampliación de calles.

Este será el año en que la ciudad se muestre más iluminada, un aliciente para el comercio en el caso de que se alivien las restricciones actuales. Iluminaciones Santiaguesas sigue instalando los arcos y detalles lumínicos que pondrán color en el centro, en barrios y en los puntos más señalados de las parroquias.

A esa explosión de color se sumará la Alameda. El plan de ornamentación lumínica prestará mayor atención al arbolado más próximo al casco, aunque Incolsa tendrá también un papel destacado en ese ámbito. La empresa municipal de Turismo ha apostado fuerte por invitar al paseo en el parque histórico, también como reclamo turístico, a través de la iluminación de una docena de estatuas de personajes reconocidos a nivel gallego. Hasta ahora, Turismo solo ponía luz en Navidad en las de Las Marías, Valle-Inclán, A leiteira y Rosalía de Castro. Este año se suman las de Isaac Díaz Pardo, Castelao, García Lorca, el banco de los enamorados, la fuente romántica, el monumento Alegoría de Galicia y la escuela infantil de Santa Susana (el antiguo Pabellón de Recreo de la Exposición Regional de principios del XX) y la iglesia de Santa Susana, además de la entrada principal de la Alameda.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Tres mil personas podrán saludar a los reyes pese a no haber cabalgata