Un año y medio sin carné para el conductor ebrio y drogado que huyó de la Policía

Una alocada escapada en coche desde Porta Faxeira hasta Vite de Arriba que solo terminó cuando se topó con una vía sin salida en Chan de Curros


santiago / la voz

Nueve meses de prisión y un año y medio con el carné de conducir retirado. Esa es la pena a la que la sección compostelana de la Audiencia Provincial ha condenado a un conductor ebrio y bajo los efectos de la cocaína y el cannabis que en la madrugada del 27 de agosto del 2017 protagonizó una huida en coche desde Porta Faxeira hasta Vite de Arriba que solo terminó cuando se topó con una vía sin salida en Chan de Curros. El tribunal también ratifica la multa de 90 euros y las indemnizaciones por las lesiones y desperfectos que sufrieron un agente de la Policía Nacional y su vehículo patrulla -350 y 206,68 euros, respectivamente-, pero le absuelve del delito de falta de respeto y consideración debida a los policías por el que el Juzgado de lo Penal número 1 de Santiago también le había impuesto otra multa de 90 euros.

El relato de hechos que ha sido declarado probado explica como aquel día de verano, a la 1.46 horas, una patrulla policial observó a un Seat Córdoba en Porta Faxeira circulando a gran velocidad hacia la calle del Pombal. Los agentes iniciaron una persecución de película, con despliegue de luces y sirenas, que en modo alguno hicieron que el conductor obedeciese y parase. Al contrario, fue saltándose semáforos en rojo por Galeras, donde llegó incluso a tocar ligeramente el vehículo policial antes de llegar a la calle Entrerríos, donde vuelve a saltarse un semáforo en rojo y se dirige hacia Morón, Salvadas y Vista Alegre para después incorporarse a la avenida de Castelao, donde a la altura de la rotonda con la avenida del Burgo de las Naciones obligó a otro coche a frenar bruscamente y esquivarlo para evitar una colisión.

El haber escapado por los pelos de un choque y el seguir teniendo pegado a su coche al coche patrulla no le hizo recapacitar, y el conductor ebrio y drogado siguió por Vite de Arriba una escapada que tan solo terminó cuando se topó con un vial sin salida a la altura del número 61 de Chan de Curros, donde chocó levemente con el cierre de una vivienda.

Ahí tampoco quedó la cosa, porque el conductor decidió seguir su huida a pie, pero no tardó en ser alcanzado por uno de los agentes, con el que forcejeó, por lo que ambos cayeron al suelo, lo que causó lesiones leves en la rodilla y pierna derecha al policía nacional.

Sudoroso y con habla pastosa

Tras identificar al esquivo e irresponsable conductor, se solicitó la presencia de la Policía Local, que fue la encargada de hacerle las pruebas de sustancias, en las que dio un resultado de 0,49 miligramos de alcohol por litro de aire espirado y positivo en cocaína y cannabis. El parte reflejó que «olía a alcohol de forma notoria y a distancia, estaba sudoroso, con el rostro congestionado, tenía las pupilas dilatadas y los ojos brillantes y en presencia de los agentes se mostró agresivo, arrogante, amenazador, eufórico, locuaz y desinhibido, expresándose a gritos o elevando la voz, de modo incoherente, repitiendo frases y con habla pastosa, y presentaba deambulación vacilante y descoordinación motora».

La razón por la que ha sido absuelto por la Audiencia del delito de falta de respeto y consideración a los agentes al que sí se le condenó en primera instancia se debe a que el tribunal provincial recuerda que «la simple conducta irrespetuosa frente a los agentes de la autoridad ha sido destipificada» como delito.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un año y medio sin carné para el conductor ebrio y drogado que huyó de la Policía