Raxoi afronta el cierre hostelero con un plan de reactivación de tres millones

La Diputación aporta un tercio de los fondos y el programa se pondrá en marcha con ayudas para gastos corrientes


santiago / la voz

El Ayuntamiento pondrá en marcha en las próximas semanas su segundo plan de reactivación para ayudar a los sectores más perjudicados por la pandemia a mitigar sus consecuencias económicas. Dirigido también al comercio y al ámbito de la cultura, la principal preocupación ahora mismo está en la hostelería, afectada desde hoy por un cierre de 30 días después de soportar en los últimos meses distintas fases de restricciones que minaron también de forma importante su actividad.

En ese sector se piensa especialmente para las primeras ayudas, sobre las que el Concello no ha entrado todavía en detalles, aunque sí ha fijado el destino de los fondos de la primera fase del plan: la inyección de fondos para ayudar a cubrir gastos corrientes y ordinarios, como alquileres, luz, teléfono y seguridad social. Es lo que está demandando ahora mismo el sector, asume el alcalde, Xosé Sánchez Bugallo.

El nuevo plan contará con tres millones de euros, de los que uno lo aportará la Diputación dentro de un programa excepcional para las tres grandes ciudades de la provincia, según expuso ayer su presidente, Valentín González Formoso, en Raxoi, desde donde pidió a la Xunta que convoque a las demás Administraciones para coordinar la canalización de las ayudas que promueve cada una y evitar solapamientos. El Gobierno gallego anunció anteayer compensaciones también para los hosteleros ante el cierre obligado que entró en vigor esta noche en numerosos municipios, entre ellos Santiago y los ocho con los que comparte lindes (Ames, Boqueixón, Oroso, O Pino, Teo, Trazo, Val do Dubra y Vedra).

El Concello quiere que la primera convocatoria de ayudas esté activa ya en la primera quincena de diciembre

El plan municipal tendrá continuidad en fases ulteriores para iniciativas vinculadas con inversiones que preparen a esos sectores para afrontar mejor la continuación de su actividad en tiempos de covid y en el poscovid. Pero, de momento, la urgencia está puesta en los gastos que no se frenan aunque los negocios no abran sus puertas. El alcalde quiere que las convocatorias para el reparto de esas ayudas estén disponibles ya en la primera quincena de diciembre. Antes tendrá que concertar las principales líneas de esas ayudas con la oposición. Los dos millones de financiación municipal provendrán de los remanentes del Concello y su destino habrá de decidirlo el pleno.

El regidor zanjó ayer la invitación de la Xunta a los concellos para promover mayores ayudas fiscales apuntando que, con el plan de reactivación económica de abril, la supresión de la tasa de terrazas en el 2021 y este nuevo programa, el Concello, como la Diputación, «estamos facendo un esforzo significativamente maior en termos relativos» que el de la Xunta. Y Formoso indicó a Feijoo que buena parte de los recibos que pagan los vecinos sufren recargos de la Xunta que «son susceptibles de baixar».

El grupo del PP en la Diputación pedía ayer a esta que las ayudas provinciales a la hostelería lleguen también a los municipios afectados por los cierres perimetrales en torno a las grandes ciudades. El PP aplaude la iniciativa de Formoso de destinar tres millones al sector en las tres ciudades de la provincia, pero la ve «insuficiente». Es «inxusto», dice, que los demás municipios queden excluidos.

El plan de abril, recuerda el Concello, contó con cinco millones para iniciativas de estímulo de crecimiento y fomento de la competitividad de la economía local, además de para apoyo social.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Raxoi afronta el cierre hostelero con un plan de reactivación de tres millones