El Club Financiero propone rescatar para mercancías la vieja terminal de Lavacolla

Los empresarios piden revisar una idea que no cuajó por sus elevadas tarifas


santiago / la voz

En el debate sobre la forma de rentabilizar las instalaciones de la vieja terminal de Lavacolla, que acumulan ya nueve años ociosas, es complicado aportar propuestas novedosas. Desde albergar un centro de formación aeronáutica a dar cabida a un gran outlet de moda caben muchas opciones, y para los 19.000 metros cuadros en los que ahora solo hay maleza y herrumbre ya se han planteado todas. Una de las ideas que tuvo más recorrido fue la de especializar esas dependencias como terminal de carga. Es el planteamiento sobre el que ahora vuelve el Club Financiero de Santiago, pero con un enfoque más realista y «tarifas atractivas» que lo hagan viable.

Su presidente, Roberto Pereira, recuerda que en su momento ya se ensayó una «semiespecialización», que no prosperó «porque las tarifas se pusieron por las nubes». El planteamiento del Club Financiero, tras recabar la valoración de empresarios que conocen el sector, es recuperar aquel proyecto de la terminal de mercancías pero con tarifas más ajustadas, «dado que no habría que hacer un esfuerzo fuera de lo común porque la antigua terminal no tiene uso». Esos empresarios conocedores del sector que han sido consultados por la entidad apuntan incluso a una especialización en rutas concretas, como Canarias, Sudamérica y América Central (México).

El presidente del Club Financiero también vuelve sobre la propuesta de habilitar un hotel en la vieja terminal, aunque ya advierte que esa posibilidad debería ir vinculada a una «oferta atractiva de vuelos», de modo que, ante una eventual escala en Santiago, esa instalación permitiría el intercambio de pasajeros «casi sin quitarse las zapatillas», señala. «Habría pocos aeropuertos que pudiesen competir con esa oferta», apostilla Pereira, que ahonda en que la premisa para llevar a cabo ese planteamiento sería disponer de una oferta amplia de vuelos, algo que depende de una coordinación aeroportuaria que no se llevó a cabo en tiempos de bonanza y que parece inaccesible en esta crisis.

Roberto Pereira alerta sobre el tiempo perdido: «No se pueden pedir responsabilidades a los que están ahora de lo que pasó hace diez años, pero cuanto más tiempo pase más difícil será poner en valor una infraestructura que todavía puede dar un buen servicio y que ya está ahí para su uso».

El foro empresarial compostelano cumple su primera década de servicio a la ciudad

El Club Financiero de Santiago celebra su décimo aniversario al servicio de los empresarios gallegos y, en concreto, de los compostelanos. En la actualidad cuenta con 82 empresas asociadas, que también son accionistas del Club. Esta entidad de carácter privado se creó hace una década para defender los intereses generales del tejido empresarial gallego. Roberto Pereira destaca que «es un lugar de unión y abierto a todo el mundo para colaborar por el bienestar común».

Los actos presenciales programados se suspendieron por el covid. Para adaptarse a las circunstancias el Club se unió a diversas campañas como la de «Esto no tiene que parar», impulsada por Mercadona, o «Pensa en ti, pensa en nós», de Santiago Centro. La celebración comenzó con la entrega del Premio a la Excelencia Empresarial a Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Club Financiero propone rescatar para mercancías la vieja terminal de Lavacolla