Luis Barca Añón: «Todos los parques de bomberos necesitan un aumento de personal»

El gerente del Consorcio Provincial Contra Incendios e Salvamento ve deseable un reglamento que marque las normas básicas de los parques, pero también observa que no debe perderse de vista la autonomía local


ribeira / la voz

Transcurridos diez meses desde que la decena de parques de bomberos de la provincia de A Coruña pasaran a depender directamente del Consorcio Provincial contra Incendios e Salvamento, su gerente, Luis Barca Añón, explica que el objetivo pasa ahora por negociar con los sindicatos la relación de puestos de trabajo (RPT). Esto permitirá la consolidación de los 179 puestos existentes, determinará las categorías laborales, las condiciones salariales y posibilitará futuras contrataciones.

-Hay bomberos que llevan en los parques desde su creación, hace 16 años. Aguardan el proceso de consolidación, pero están preocupados porque pueden perder su puesto. ¿Cómo va a realizarse?

-La ley nos obliga a sacar esas plazas a oposición. La primera intención es echar una mano al personal que lleva tantos años. Lo importante es que todos tengan una oportunidad. El modelo no está definido, porque antes tenemos que afrontar el largo proceso de negociación de la RPT. Después veremos con los representantes sindicales el modelo.

-Una alternativa es sacar plazas a extinguir para este colectivo.

-Si una persona no supera la prueba es una de las opciones, pero habrá que ver caso a caso.

-Por parte de los sindicatos hay una demanda de personal. ¿Necesitan reforzarse?

-Una vez negociada la RPT será el momento de plantearlo y de ver qué dotación, porque inciden aspectos como la carga de trabajo o el riesgo. Todos los parques de bomberos necesitan un aumento de personal, unos más que otros. Sin embargo, ya sabemos que el dinero es el que es. Partimos de tres personas por guardia, excepto en el subparque de Ribeira que son dos. Lo ideal sería tener a cuatro.

-¿La gestión directa ha mejorado la eficacia en los parques y ha supuesto un ahorro?

-Ya eran eficaces con la gestión indirecta, y hasta los acuerdos a los que se llegue con las negociaciones continuaremos con los mismos convenios que teníamos hasta ahora. En cuanto a los costes, no podemos valorarlo porque el año no está cerrado. Este ha sido un período de tránsito en el que han surgido cosas con las que ya contábamos y otras con las que no.

-¿El control es mayor?

-El programa de gestión siempre ha sido del consorcio, pero ahora el contacto es más directo.

-¿Y la relación con los sindicatos?

-Es excelente. Precisamente esta semana se remitió la comunicación para realizar el proceso de elección de nuevos representantes sindicales. Están planteando cuestiones razonables, otra cosa es que la Administración va a su ritmo.

-Cada uno de los diez parques abarca un amplio territorio, llegando a municipios alejados. ¿No sería lógico llegar a acuerdos con destacamentos de bomberos como los de Santiago o A Coruña?

-Es una vía que está abierta. Desde hace mucho tenemos un convenio con el Concello de Ferrol. En algo parecido está trabajándose con Santiago, donde se han retomado las conversaciones. También se persigue este objetivo en A Coruña. La intención es tener convenios para optimizar los recursos. Otra cosa es que sea factible por la problemática de cada ayuntamiento.

-¿Qué medidas se han tomado para suplir las distancias?

-El consorcio cedió vehículos de primera intervención a Camariñas, Muros, Curtis y Ortigueira porque son poblaciones en las que el tiempo de respuesta era demasiado prolongado.

-También debe tenerse en cuenta el nivel de actividad.

-Algunos registran muchas intervenciones y tienen mayor equipamiento, como los de Carballo, Arteixo, Betanzos y Boiro.

-Algunos profesionales hablan de la necesidad de homogeneizar a todo el colectivo de bomberos.

-Una homogeneización estatal del sector sería ideal, pero es utópica. Sería deseable un reglamento que marque las normas básicas de los parques, pero no debe perderse de vista la autonomía local. En el consorcio, lo primero que hicimos fue homogeneizar los salarios al alza.

-¿Si existiera algo así a nivel nacional sería beneficioso?

-Supondría un ahorro. Siempre se piensa en el aspecto salarial, pero hay otras cuestiones. Por ejemplo, el uniforme. Ni siquiera existe una coincidencia en los colores del casco, que es lo primero que te permite saber cuál es el mando en un operativo. También sería importante en el aspecto formativo y en los vehículos, porque actualmente se hacen a medida según la demanda de cada parque. Eso encarece la adquisición.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Luis Barca Añón: «Todos los parques de bomberos necesitan un aumento de personal»