La oposición exige un estudio sobre los puntos más aptos para vigilar con radar

El pleno aprueba la petición, aunque con la abstención del gobierno local


santiago / la voz

El PP logró ayer el respaldo de la corporación para que el Concello promueva la elaboración de un estudio o un análisis comparativo sobre la peligrosidad que supone la velocidad, en concurrencia con otros factores (como la presencia de peatones), en todas las vías del término municipal, incluidos los tramos controlados por la DGT. La iniciativa pretende detectar los puntos con mayor riesgo y surge a raíz del cuestionamiento que los populares han hecho en los últimos meses de la elección del falso túnel de Conxo, en el periférico, para la localización de un radar.

Por su configuración viaria y el volumen de la movilidad peatonal a ambos lados de la vía, los populares no cuestionan la elección del Restollal para localizar uno de esos dispositivos, como sucede desde principios de año. Pero sí lo hacen con el de Conxo, donde el factor peatonal no entra en juego, y más cuando ven indicios de que fue la empresa gestora de las multas la que indicó ese emplazamiento. El PP defiende que la concurrencia de la velocidad con otros factores puede identificar puntos de mayor riesgo que el de Conxo, y a esa identificación apunta su propuesta, apoyada por CA y el BNG, lo que le garantizó respaldo suficiente para sacarla adelante.

Pero que prospere en el pleno no significa que ese estudio vaya a concretarse. Es al gobierno al que corresponde gestionar los acuerdos plenarios y en este caso no se opuso, pero tampoco se adhirió expresamente a la propuesta. Y cuando los acuerdos salen con su abstención no hay garantías en ese sentido. La portavoz nacionalista, Goretti Sanmartín, cuestionaba esa circunstancia una vez más y la identificaba como «unha falta de respecto» que se propone evidenciar, de forma sistemática, en los plenos venideros.

Pero la iniciativa del PP no se quedó únicamente en la demanda de un estudio independiente que identifique los puntos de mayor riesgo cuando ha detectado problemas en la notificación de las multas de tráfico impuestas por radar. Según su portavoz, Alejandro Sánchez-Brunete, podrían estar utilizándose bases de datos no actualizadas, lo que puede derivar en que aquellos afectados a los que se les notifique en residencias donde ya no habitan acaben pagando el doble o el triple, una vez que la reclamación les llegue por vía ejecutiva. Brunete demandó un mayor esfuerzo notificador de Raxoi para reducir el número de notificaciones defectuosas que podrían darse, dijo, por miles. El concejal de Tráfico, Gonzalo Muíños, las dejó en menos de 360 (dato del 2019) y avanzó que el Concello trabaja para ser más eficaz y eficiente en la tarea administrativa, pero también recordó que, por ley, los ciudadanos deben notificar a la Dirección General de Tráfico los cambios de domicilio de sus vehículos. Muiños acusó a Brunete, exedil de Tráfico, de «facer demogoxia» con el tema de los radares y le replicó que «sen infracción non hai recadación».

 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La oposición exige un estudio sobre los puntos más aptos para vigilar con radar