Varios institutos y centros de FP implantan clases semipresenciales

Afecta a las aulas más masificadas, con hasta treinta estudiantes, y a las prácticas


santiago / la voz

 En el Politécnico instalaron ayer 330 mamparas hasta las 17.30, 42 de ellas plegables para el profesorado, y les restaban aún un centenar; en el Xelmírez I trabajaron el sábado y el domingo, y en el IES de Pontepedriña hasta las 2.30 de la madrugada del martes, para cuadrar los horarios; en el Antonio Fraguas organizan hasta turnos de prioridad para acceder a la cafetería; en el IES Rosalía de Castro tendrán un claustro récord de 136 docentes; en el San Clemente disponen unos turnos de semipresencialidad para los estudios ordinarios por la mañana y otros diferentes para las enseñanzas modulares por la tarde... son ejemplos del ajetreo de los últimos días en los institutos de secundaria y en los centros de FP de la ciudad. Hoy arrancan el curso más complejo de su historia, por lo condicionantes que impone la pandemia. Habrá aulas semipresenciales en varios, que afectan sobre todo a las aulas más masificadas, de hasta 30 estudiantes, y a las prácticas de FP. La incorporación será gradual, entre hoy, mañana y pasado. Esta jornada inicial está convocada además una huelga del profesorado, con una concentración ante la Consellería de Educación, en San Caetano, a las 11.30.

El IES San Clemente es el centro de la ciudad con más experiencia en enseñanza a distancia. Este curso afecta a todo su alumnado: todos los ciclos de FP de Informática serán semipresenciales: en los ordinarios alternarán horarios de mañana y tarde; y los modulares tendrán una semana presencial y otra desde casa. Pero este centro dispone de equipos potentes y compró micrófonos y auriculares para cada docente, para que retransmitan las clases en directo; y puedan responder preguntas de quienes estén en casa y en el aula en las mismas condiciones. Es una situación muy diferente a otros centros de la ciudad, que no disponen de tantos medios.

En el Politécnico el 20 % de las enseñanzas serán semipresenciales. También en el Compostela los talleres de cocina y las clases de Educación infantil, Integración social o Artes gráficas, ciclos muy masificados.

En los IES Pontepedriña y Antonio Fraguas será semipresencial la docencia de primero de bachillerato. En el Xelmírez I y en el Xelmírez II arrancan con toda la actividad presencial. En el Xelmírez I habrá clases por al mañana, por la tarde y nocturnas y difunden en su web el Plan de adaptación á situación creada pola covid-19, en el que admiten que «Garantir a seguridade sanitaria no instituto é unha tarefa difícil, tendo en conta a cantidade de alumnos/as, de profesoras/es e de membros do persoal non docente que conviven diariamente nun espazo tan exiguo». También el Politécnico tiene ese plan de adaptación en su web, e implantó una potente señalización y difusión de información para toda su comunidad. El amplio salón de actos de este centro, por las restricciones actuales, solo tiene capacidad para 60 personas, casi la mitad del profesorado siguió el último claustro, anteayer, telemáticamente.

 El Xelmírez II tendrá 544 estudiantes, 45 más que el curso pasado y 144 más que el que finalizó el curso 2017-2018. También crece el IES Lamas de Abade, con más 900 entre ESO, bachillerato y FP. El IES Pontepedriña pasa de 650 el curso pasado a 745 a partir de hoy. Más de 900 tiene el Xelmírez I. Con 1.070 comienza el IES San Clemente, todos de FP de Informática, y a mayores tendrá secundaria y bachillerato en oferta telemática para toda Galicia. A 1.100 alumnos llega el IES Rosalía de Castro, que el viernes tendrá todo su alumnado. Y a 1.150 se va el Compostela, con 80 docentes.

En Pontepedriña usarán la escalera de incendios y el Politécnico habilita 11 entradas y salidas

En el IES Pontepedriña usarán la escalera de incendios para facilitar el acceso del alumnado. El Politécnico habilitó 11 entradas y salidas, para usar la más cercana al aula. No tienen tantas posibilidades en el Xelmírez II, que utilizarán incluso como acceso la que era salida de emergencia.

Excepto el IES San Clemente, pues ocupa un edificio que no ofrece posibilidades, los restantes centros adaptaron para clases dependencias que utilizaban para otros usos. En el IES Lamas de Abade ofrecerán docencia en la biblioteca y salón de actos; y tiraron tabiques para ampliar dos aulas. «Ocupamos todo o que foi posible», explica Pilar Tobar, directora del IES Xelmírez II, donde serán nuevas aulas ordinarias los salones de actos y de usos múltiples, la biblioteca, y las aulas de música y de espacio maker. En el Antonio Fraguas también las de plástica, audiovisuales y tecnología. En el Xelmírez I, para ganar espacio prescinden de las bibliotecas de aula, y después de varios años vuelven a aulas por grupo en vez de aulas de materias específicas.

Recreos por turnos, en espacios diferentes; y sin posibilidades de salir del aula si llueve por falta de una zona cubierta en el IES Rosalía, son otra realidad. Este centro consiguió 24 docentes más, 8 el IES Xelmírez I, 7 el de Lamas de Abade o 5 más el Xelmírez II; pero no todos tuvieron tanta fortuna, y en el lado opuesto se halla el IES Antonio Fraguas, sin 6 de los 16 solicitados.

Ayer comenzaron las presentaciones en el Conservatorio Profesional de Música; hoy se estrena la Escola Mestre Mateo; y la Escola de Idiomas está con los exámenes del curso pasado y empezarán el nuevo aún en noviembre.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
2 votos
Comentarios

Varios institutos y centros de FP implantan clases semipresenciales