Septiembre liquida las expectativas de reactivación del sector hotelero

Voces del sector ya alertan del cierre de establecimientos hasta el próximo año


santiago / la voz

El futuro inmediato de la planta hotelera de Santiago es negro, y así lo reconocen desde los distintos segmentos del sector. Ni los gestores de grandes hoteles, ni directores de establecimientos medios, ni mucho menos los gerentes de pensiones ven posibilidades de recuperación a corto y medio plazo. Ni siquiera la bajada de precios como intento desesperado para captar reservas de última hora está funcionando. Las llamadas para reservar una habitación para este mes están siendo «testimoniales», apunta el responsable de una cadena hotelera. Si a finales de julio el porcentaje de hoteles y pensiones cerrados era de un 30 %, en los próximos meses esa proporción se incrementará al sumarse otros hoteles que mantuvieron abiertas sus puertas con la esperanza puesta en el verano. Sobre el personal del sector hotelero de la ciudad, que fue sacado del ERTE en los dos últimos meses, se ciernen nubarrones. El sector augura una subida alarmante del paro a final de mes en el caso de que el Estado cierre la vía de oxígeno que aporta el ERTE.

La previsión de ocupación hotelera para septiembre es del 13 %. Y a estas alturas algunos ya creen que será un «lujo» llegar a este número, apuntan en Hostelería Compostela. Sin turismo internacional, Santiago se enfrenta al peor septiembre de los últimos años. Responsables de establecimientos reconocieron no tener ninguna reserva para un mes que tradicionalmente es el mejor del año. Tras un agosto aceptable, con una ocupación media del 40% -que resultó superior incluso a la previsión del 33 %- los hoteleros creyeron que podrían mejorar también los números en septiembre, pero todo apunta a que a finales de mes se liquiden todas las esperanzas de recuperación.

Los pisos turísticos están registrando unos datos excelentes este verano

En el lado opuesto están los pisos de uso turístico, que están registrando unos datos excelentes durante este verano. En Galicia, según Aviturga, se colgó el cartel de completo en la costa y en algunas ciudades. Aunque en Santiago la respuesta ha sido irregular, la media de ocupación del verano es del 80 %. Las casas aisladas fueron las que mejor salida tuvieron frente a los pisos en edificios sin terrazas o sin piscina.

«En verano estuve al 80 %, ahora casi a cero»

Ana Eiras, propietaria de uno de los mejores pisos de uso turístico de Galicia según Tripadvisor, se mostró satisfecha con los porcentajes de ocupación del verano. «En julio y agosto al 80 %, pero ahora cayó. Casi a cero», reconoce. Aunque los porcentajes fueron altos durante el verano, admite que le sorprendió la actitud de los huéspedes, porque las reservas eran «de muy última hora. Durante el día estaba vacío, y a las siete de la tarde llamaban para reservar para el día». Algo insólito, destaca. «Lo normal es que las reservas fuera con días de antelación. Por el día pasaba por el Obradoiro y me preguntaba dónde dormía la gente», confiesa la propietaria. Pero en septiembre el panorama cambió y las reservas se han desplomado. Ana Eiras considera que los establecimientos del rural y los que tenían piscina fueron los mejor posicionados este año, ya que «las personas que optaron por salir, querían seguridad». ¿Y lo que queda de año? «No me inspira confianza. Yo creo que el turismo no vuelve hasta el año que viene o hasta que se tenga una vacuna segura».

«¿Cómo compito con hoteles a 70 euros?»

Circe Rodríguez asumió, junto a su pareja, la cafetería y la pensión Pumar, en la rúa Galeras. «Estamos aguantando porque estamos los dos solos, pero no es posible contratar a nadie», confiesa. Durante el verano, julio fue un «mes horrible y agosto se movió un poco más, pero se nota el miedo de la gente. En agosto estuvimos con los precios del invierno, pero no puedes competir. Cómo compito co el hostal, que tenía habitaciones a 70 euros. Es una ruina», lamenta. Circe cree que las noticias de brotes alejados de Santiago penalizaron su actividad. «Cuando salió lo de A Mariña lo sentimos aquí y tuvimos cancelaciones de habitaciones». Considera que el sector es «injustamente tratado. Hay un brote en Sar y cierran a la hostelería. Nosotros estamos haciéndolo bien, pero somos los grandes perjudicados». Circe confía en resistir durante el otoño y llegar al año santo. «Creo que el Camino se recuperará el año que viene, pero aún tenemos que llegar hasta allí. La situación no está siendo fácil y no estamos siendo bien tratados», insiste.

«Todo está parado hasta final de año»

Esteban Iglesias considera que el sector está atravesando el peor momento del año. El verano, indica, «fue peor de lo esperado. Julio fue horroroso, y aunque en agosto mi hotel funcionó razonablemente bien, la media fue mala. Septiembre es terrible». Santiago tuvo un comportamiento «peor que otras ciudades gallegas. Hasta Ourense tuvo mejores datos que Santiago». La razón del descalabro es, en opinión del director del hotel NH Collection, la excesiva dependencia del turismo internacional. Algo que pasará factura especialmente en septiembre. «Ni turismo internacional, ni congresos, ni reuniones de empresas, y tampoco turismo vacacional», sintetiza. Tradicionalmente, septiembre es un buen mes en Santiago, pero este año «todo está parado hasta final de año, y creo que muchos hoteles no van a resistir abiertos». La incertidumbre sobre el futuro más cercano impide, según destacó el portavoz de la Unión Hotelera de Santiago, hacer planificaciones de cara a los próximos meses. «Todos los hoteles están en riesgo de cierre», alerta.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Septiembre liquida las expectativas de reactivación del sector hotelero