Incremento notable del tráfico pesado en la nacional N-547


La apertura del tramo de la A-54 entre Arzúa y Lavacolla no solo aproximó la capital gallega a los vecinos de la comarca arzuana, y a los de la de Melide, desde donde llegar a Santiago es ahora cuestión de media hora. No mucho más. A pesar de que restan por concluir los 30 kilómetros que vertebrarán el término municipal melidense, la autovía Lugo-Santiago es ya la primera opción para desplazarse entre ambas ciudades, y eso supuso un notable incremento del tráfico pesado que se percibe, sobre todo, en las travesías que define la carretera nacional N-547 a su paso tanto por Melide, como por Arzúa.

El aumento de la circulación de vehículos de grandes dimensiones se percibió desde el primer momento. Y así se expone en un escrito dando cuenta de la situación que desde el Concello arzuano trasladaron a Demarcación de Carreteras del Estado en Galicia, llamando la atención sobre la necesidad de regular el tráfico rodado en el centro urbano. La propuesta de la administración municipal, avalada por un informe de la Policía Local, pasa por instalar semáforos en la intersección donde la carretera nacional se cruza con sendos viales que comunican Arzúa con Boimorto y con el municipio pontevedrés de Vila de Cruces. La instalación de semáforos se plantea no solo para regular las incorporaciones de vehículos de unas vías a otras, sino que también por la propia seguridad de los peatones, toda vez que en la inmediaciones del cruce se cuentan hasta tres pasos de cebra.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Incremento notable del tráfico pesado en la nacional N-547