Clara Campoamor retrasa su apertura un par de semanas, hasta final de mes

El Concello ha ampliado el plazo de conclusión a la empresa hasta el día 23


santiago / la voz

Estaba anunciada para el día 13, coincidiendo prácticamente con el arranque del curso escolar, pero no será así. La reapertura de Clara Campoamor se retrasará en torno a dos semanas. El Concello no cuenta con que esté disponible hasta finales de mes. «Se as cousas van como deben a fin de mes poderíase aperturar», decía ayer el edil de Obras, Javier Fernández, reconociendo el retraso sobre la previsión que manejaba a mediados de agosto. El firme del vial lleva ya días echado. Pero es hormigón y precisa entre 18 y 20 jornadas para fraguar con garantías de soportar sin problemas posteriores la actividad que le espera. Y no será poca, porque el vial reabrirá reconvertido en acceso a la nueva estación de autobuses. Reabrirá preparado al menos para ejercer como tal, porque esa función le llegará algo más tarde.

La nueva terminal de autobuses se estrenará este año, aunque, antes de preparar el traslado de la actual, aún le queda un mes de obras. Después de las dudas manifestadas de forma reiterada por la Xunta en el anterior mandato, el vial sí estará operativo para cuando abra la estación. Al menos su plataforma de rodadura, porque el proyecto de reforma no se completará totalmente en septiembre. El arbolado tendrá que esperar hasta octubre o noviembre. Cuestión de ciclos naturales: «Son os mellores meses para plantalos», dice Fernández. Pero también quedará pendiente la barandilla sobre las brañas de Sar, que se instalará con posterioridad, dentro de un modificado del proyecto que incluirá otros detalles, como el que afecta al aislamiento de un garaje próximo, pero no los elementos de identificación del carril bici que había pedido Composcleta. La asesoría jurídica municipal dice que no puede incorporarse, aunque el Concello no renuncia a hacerlo, ahora o más adelante, con medios propios. La reforma se financia con fondos Edusi.

La previsión inicial era que el vial estuviese disponible para el arranque del curso. De hecho, el plazo de construcción vencía inicialmente el día 6 de este mes, pero la empresa solicitó ampliación de plazo, aduciendo problemas de tiempo por el covid, una circunstancia admitida por la asesoría jurídica. El nuevo plazo termina el 23, aunque luego habrá que recepcionar la obra, lo que se hará de forma parcial mientras no se resuelvan esos detalles.

En cualquier caso, y con el curso escolar en marcha desde hoy, Fernández recuerda que el Concello ya había decidido priorizar el acceso a la ciudad desde el Castiñeiriño por el vial Santiago de Cuba. De hecho, Clara Campoamor reabrirá con límite de velocidad en 30 kilómetros por hora.

La terminal de buses se trasladará este año frente a las brañas de Sar

A la nueva estación de autobuses le queda como mucho un mes de trabajo, según la Consellería de Infraestruturas, la promotora del equipamiento que otorgará la intermodalidad al área ferroviaria del Hórreo. Pero luego habrá que organizar su traslado desde Rodríguez de Viguri. En cualquier caso, la actividad se instalará en Clara Campoamor este mismo año, donde se sigue trabajando también en la pasarela que ha de unir las terminales del transporte por carretera y de ferrocarril, una intervención que en este caso financian las Administraciones central, gallega y local. El izado del trazado de la pasarela se hará entre los días 17 y 21 de este mes. La intervención se hará de noche.

La reparación del muro de Fontiñas, el primero de los tres pendientes, arrancará en breve

La actuación sobre el muro de Fontiñas que desde el 2017 está apuntalado entre las calles París y Praga comenzará en breve, tras tres años de espera. Adjudicada desde finales de julio, el Concello y la contratista firmaron la pasada semana el acta de replanteo, lo que activa el plazo de ejecución, que será de cuatro meses. Este será el primero de los tres muros pendientes de asegurar sobre el que intervendrá Raxoi. También es el que más tiempo lleva apuntalado, tras detectarse riesgo de desplome, y posteriormente problemas estructurales.

Los otros dos, en Costanilla do Monte y O Pombal, todavía habrán de esperar. El primero está en fase de licitación. El segundo, pendiente de cerrar un acuerdo con los propietarios de los terrenos privados que colindan con la propiedad pública, según explicaba ayer Javier Fernández tras la presentación del balance de las intervenciones realizadas por el Concello entre enero y agosto en materia de mantenimiento de la ciudad.

Mantenimiento de la ciudad

En ese período, Raxoi afrontó trabajos de conservación, mantenimiento y reparación de pavimentos y aceras en entornos urbanos por 556.000 euros, tras actuar sobre una superficie total de 16.000 metros cuadrados. La reparación de asfaltos se llevó la mayor inversión (353.000 euros) en San Caetano, Fontiñas, Romaño, Restollal, Camallóns y un par de viales del Ensanche. Notable fue la intervención en agosto en el principal vial del polígono de Costa Vella. La reparación de aceras llegó a 110 calles y todavía quedan 80.000 euros disponibles hasta final de año. Para asfaltos quedan unos 50.000.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Clara Campoamor retrasa su apertura un par de semanas, hasta final de mes