El covid retrasa la celebración de los 25 años de la escuela de música Berenguela

«Palmira vino de Granada, para incorporarse a la Filharmonía, vimos la casa, y surgió la idea de crear la escuela», apunta María José Cerviño


Santiago

Dar un paseo por el casco histórico y verse sorprendido con la melodía que sale de una de las casas de la praza de Feixóo es uno de los grandes placeres que ofrece Santiago. La banda sonora hay que agradecérsela a los alumnos de la Escuela de Música Berenguela, que este año cumple 25 años. Una celebración que se ha visto afectada por la pandemia. «Teníamos muchas actividades, pero el covid lo paró todo», lamenta María José Cerviño, directora de la escuela. «Queríamos hacer una serie de conciertos con la asistencia de antiguos alumnos de la escuela, entre ellos Rosalía Gómez Lasheras, que también iba a impartir un curso en el centro». En la cita estarán Fabio Parada y Alfonso González, pero el coronavirus obligó a retrasarla para el próximo año. Se intentará, en función de la evolución del virus, mantener el concierto en el Paraninfo, en noviembre, con motivo del año de Beethoven. María José Cerviño reconoce que los inicios de la escuela fueron «duros, pero la ilusión era grande». La idea de crear la escuela surgió por casualidad. Palmira Martínez, ya fallecida, le pidió a María José que la ayudará a encontrar un piso, porque se incorporaba a la Real Filharmonía de Galicia. Corría el año 1995, «visitando pisos, vimos que estaban rehabilitando la casa de la praza Feixóo y entramos a verla. Fue amor a primera vista, eran perfecta y planteamos crear la escuela». En sus primeros meses, María José estuvo acompañada de otros músicos, entre ellos Begoña Pardo y Roberto Santamaría. Al cabo de seis meses, «ellos siguieron como profesores, y yo me líe la manta a la cabeza. Fue mucho trabajo, pero era feliz». María José tiene recuerdos también para Cecilio Tieles: «Durante 9 años venía desde Barcelona una vez al mes para impartir un curso a profesores que querían actualizarse y otros que buscaban profesionalizarse». Una de las novedades del año es la incorporación al cuadro de profesores de Alejandro Vargas, pianista cubano, que introducirá el piano moderno a la oferta de la Berenguela.

Golf, deporte anticovid

El Real Aeroclub de Santiago se convirtió este verano en el refugio perfecto para luchar contra las inseguridades generadas por el covid. «Jugar al golf cumple con todas las condiciones recomendadas. Es al aire libre, con mucha distancia de seguridad, y no se comparte material. Los riesgos están controlados. Nos conocemos todos». Marisa Barandiarán, gerente de la entidad, reconoce que los tiempos de crisis «nosotros vamos bien. Aumentamos socios, y es que con 69 euros al mes tienen a su alcance deporte y ocio seguro». Una demostración del éxito del aeroclub es la lista de espera para participar en el curso de iniciación al golf, que imparte Álvaro Cañas. El mismo que hace unos días ofreció una clase al personal del aeroclub en sus instalaciones de Ames.

Amigos de Galicia

Las familias con niños entre 3 y 16 años, que habitualmente reciben ayuda de la Fundación Amigos de Galicia, recogieron sus mochilas con material escolar en la sede de la entidad en la avenida de Lugo. Este reparto se enmarca en la campaña «A volta ao cole máis especial», que tiene por objetivo de ayudar económicamente a las familias en situación de riesgo o exclusión social. La entidad tiene previsto repartir 1.031 mochilas en Galicia, con el material escolar donado por particulares en la campaña realizada entre el 24 de agosto y 4 de septiembre. Además, la Fundación asumió la compra de pen drives, porque es uno de los materiales nuevos solicitados por los colegios para este curso.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El covid retrasa la celebración de los 25 años de la escuela de música Berenguela