Sargadelos refuerza la reactivación del pulso comercial de la praza de Galicia

Tras dejar el casco histórico, prepara un local para abrir la próxima semana


santiago / la voz

Sargadelos cerró su emblemático comercio de la Rúa Nova antes del confinamiento, y lo hizo al no poder llegar a un acuerdo con los propietarios del bajo. Cuando anunció su marcha del casco histórico la firma quiso dejar claro que no sería un adiós definitivo a la capital de Galicia, sino solo un hasta pronto. La evolución de la pandemia, que derivó en meses de confinamiento, retrasó la nueva ubicación, que ahora se materializa definitivamente en la praza de Galicia. Con la apertura se cumple la promesa hecha en su día. Estos días, un equipo prepara la decoración de un local en la praza de Galicia, donde ayer se recibían las primeras cajas con la mercancía de la casa.

El local que ocupará es un bajo situado junto al restaurante La Pepita, y en el que hasta mediados del mes de marzo funcionó un comercio de venta de alfombras de exportación, que cerró para trasladarse a Madrid, apenas unos días antes de la clausura de la actividad por el covid.

El nuevo local de Sargadelos tiene unas dimensiones menores al que ocupó durante décadas en la zona noble de Santiago, y donde además de la venta de los productos de la empresa disponía de amplias salas para organizar eventos culturales, entre los que destacaron las propuestas de animación a la lectura dirigidas a los escolares y organizadas con el Concello de Santiago. La reapertura de Sargadelos se prevé para el próximo viernes, y con ello se consolida la marcha del casco histórico del emblemático establecimiento de porcelana, vajillas, y más recientemente, bolsos y complementos.

Revulsivo comercial

Pero la apertura de Sargadelos en la praza de Galicia supone una apuesta en firme por un espacio situado a caballo entre la zona noble de Santiago y el Ensanche compostelano. En los últimos años, el entorno de la plaza está transformando su aspecto con la apertura de establecimientos con fuerte tirón comercial. Es el caso de Massimo Dutti, una de las firmas del grupo Inditex, que se trasladó desde la rúa Montero Ríos al amplio local que ahora ocupa en la praza de Galicia, en el que estuvo durante años el Banco Santander, y que pasó mucho tiempo vacío. La mudanza a la plaza de la firma de Inditex vino a reformar su presencia en la zona, donde uno de los locales más grandes está ocupado por su firma estrella, Zara, desde hace décadas.

Curiosamente, de las cuatro calles que rodean a la praza, todas parecen estar despegando comercialmente, excepto la que corresponde a la continuidad de la rúa do Hórreo. En esta zona, el cierre del comercio textil Onbre representó un duro golpe, ya que se trataba de uno de los establecimientos históricos de Santiago. Su cierre, por jubilación, dejó coja a una de las cuatro patas de la praza de Galicia. Precisamente, esta parte de la plaza es donde se concentran los negocios que tienen más años de apertura. Cerró Onbre, pero ahí siguen la Armería Toribio, la joyería Mayer y la óptica Lázaro.

En las otras tres calles, los comerciantes están modernizando sus instalaciones y apostando fuerte por esta zona comercial compostelana. Es el caso de la zapatería Rivadulla, una de las más antiguas de Santiago, que renovó su local recientemente. Pero ese empuje que se está detectándose en la praza de Galicia no es suficiente, al menos por ahora, para encontrar destino para el local situado en A Senra, justo en el borde de la plaza, donde hasta hace unos años contaba con un comercio la firma Adolfo Domínguez, que abandonó la zona tras años de existencia.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Sargadelos refuerza la reactivación del pulso comercial de la praza de Galicia