Los forenses de la provincia investigaron en tres años 1.320 muertes violentas

La mayoría de las autopsias que realizan son de óbitos por causas naturales


santiago / la voz

Los médicos forenses de la provincia realizaron 1.320 autopsias por muertes violentas en los tres últimos años, prácticamente la mitad de las 2.627 investigadas en Galicia en ese período. Efectuaron este trabajo por orden de jueces y fiscales, para conocer las circunstancias de esos óbitos, en los que en ocasiones hay sospechas de criminalidad.

En los partidos judiciales de A Coruña, Betanzos, Carballo y Corcubión, adscritos al Instituto de Medicina Legal (Imelga) de A Coruña, indagaron 619 fallecimientos; en los de Santiago, Arzúa, Muros, Negreira, Noia, Ordes, Padrón, Ribeira, Lalín y A Estrada, que dependen del Imelga de Santiago, fueron 531; y desde la sede del Imelga en Ferrol efectuaron 170 en las zonas de Ferrol y Ortigueira. Así consta en la memoria de este organismo de la Administración de Justicia, adscrito a la Xunta.

Los accidentes de tráfico, laborales y por otros motivos, incluidos los que el Imelga denomina «fortuitos», estuvieron detrás de 891 de estas muertes, el 67,5 %. Le siguen los suicidios, con 421 (representan el 32 %) y finalmente 17 homicidios. Dos de cada tres homicidios se dan en la zona de A Coruña, donde se investigaron 13 en el trienio, y los 4 restantes en la comarca compostelana. Ninguno en Ferrolterra.

También el Imelga de A Coruña investigó más muertes en accidentes. Aunque en siniestros de tráfico le supera la zona de Santiago. Especialmente el año pasado, en el que el Imelga compostelano se ocupó de 30 víctimas mortales, que superan a las 20 de la zona coruñesa y las 5 de Ferrol juntas. Aunque colabora con otras instituciones, como la Dirección General de Tráfico y la Guardia Civil de Tráfico, los datos no siempre coinciden. Es así porque el Imelga investiga estas muertes en todo tipo de vías; y les hace un seguimiento en el tiempo, aunque fallezcan meses después. Así una de las muertes contabilizadas el año pasado en la comunidad fue consecuencia de un accidente ocurrido en el 2018, explica esta institución.

Más muertes naturales

Ofrecer respuestas sobre las muertes violentas es un campo de actuación propio de los especialistas forenses. Estudian órganos, tejidos o muestras biológicas de la persona fallecida, y cualquier elemento o rastro hallado en torno a ella y que estimen de valor para su trabajo.

Sin embargo, realizan más autopsias en muertes por causas naturales, sobre todo relacionadas con enfermedades cardiovasculares y muerte súbita, y en menor medida por dolencias respiratorias, digestivas, neurológicas y otras: 822 en A Coruña por 619 violentas, y 207 y 170 en Ferrol, respectivamente. Solo en Santiago trabajaron en más muertes violentas (531) que naturales (473) en este trienio. El Imelga reprueba hace tiempo el crecimiento de esta demanda y propone que los óbitos no violentos los certifiquen los servicios sanitarios asistenciales de atención primaria y hospitales, sin desviarlos a la investigación judicial si no hay razón que lo justifique.

En 42 días de confinamiento, entre abril y mayo, certificaron 278 fallecimientos

En 42 días de confinamiento a causa de la pandemia del covid-19 entre el 6 de abril y el 17 de mayo, el Imelga colaboró con el Sergas y certificó 278 fallecimientos, todos los ocurridos en las ciudades de A Coruña, Santiago, Ferrol y municipios próximos. Liberaron así de ese trabajo a los médicos de atención primaria para que se pudiesen dedicar a tareas asistenciales, destaca Beatriz Otero, directora del Imelga.

De esa actividad, 201 fueron muertes naturales (108 en A Coruña, 56 en Santiago y 37 en Ferrol), en las que había casos de covid y de tumores y otras dolencias; y 77 más (46 en A Coruña, 27 en Santiago y 4 en Ferrol) específicas para investigaciones judiciales. «Neses días de confinamento houbo menos vítimas de morte violenta, tanto de accidentes, porque había moita menos mobilidade; e menos suicidios. Recibíamos aviso do 061 e, tras consultar a historia clínica da persoa, os forenses acudían a certificar a morte no domicilio», detalla Otero.

En Santiago se ocuparon de más lesiones y negligencias médicas, y en A Coruña de casos de violencia de género

Los dos servicios del Imelga con mayor actividad son los de patología forense, que investiga las muertes; y el de clínica forense, que se centra en pericias para otras situaciones, como valoraciones para discapacidades, internamientos, agresiones sexuales, negligencias médicas o violencia de género. La mayor parte de estas actuaciones corresponden también a los médicos forenses, que son mayoría en el personal, pero ejercen igualmente especialistas en psicología y trabajo social, que tienen un peso especial en asuntos relacionados con menores o familia.

El año pasado efectuaron en la provincia 11.086 pericias de clínica forense (4.842 en el Imelga de A Coruña, 4.670 en el de Santiago y 1.574 en el de Ferrol). En este trabajo resalta la investigación de lesiones (1.784 en Santiago, 1.496 en A Coruña y 494 en Ferrol); valoraciones psiquiátricas (1.386 en A Coruña, 1.381 en Santiago y 494 en Ferrol); valoraciones integrales de violencia de género (115 en A Coruña, 6 en Santiago y ninguna en Ferrol), agresiones sexuales (51 en A Coruña, 46 en Santiago y 9 en Ferrol), o negligencias médicas (19 en Santiago, 9 en A Coruña y 4 en Ferrol).

Las valoraciones psiquiátricas tienen como finalidad internamientos de personas con enfermedad mental o de mayores en residencias; también para incapacitaciones o para determinar daño psíquico. Cuando hay denuncias por violencia de género hay actuaciones urgentes, tras la denuncia de la víctima; y valoraciones integrales, que se programan, e intervienen médico, psicólogo y trabajador social.

Además de la intervención en casos de familia, la psicología forense incrementa su presencia cada vez más para cuestiones sobre valoración intelectiva, cognitiva, de personalidad, credibilidad del testimonio de menores y daño psicológico, entre otras. Magistrados y fiscales se apoyan en estos profesionales para tomar declaración a menores y a personas que no se pueden valer. El año pasado participaron en 558 pericias en A Coruña, 403 en Santiago y 156 en Ferrol.

Las pericias exclusivas de trabajadores sociales son menos. El Imelga valora que pueden apoyar a las víctimas y aportar una perspectiva social en el ámbito penal, para casos de imputabilidad, valoración del daño social o repercusión de la discapacidad derivada de un hecho delictivo, entre otras situaciones; y en el ámbito civil para evaluar la capacidad de obra de una persona o asesorar sobre sus condiciones sociolaborales y red de apoyo. En el 2019 hubo 517 pericias sociales en A Coruña, 228 en Santiago y 141 en Ferrol.

En el 2019 se registraron 13,2 suicidios por cada 100.000 habitantes

El Imelga contabilizó 1.251 muertes por suicidio en la provincia entre los años 2012 y 2019 (143 en el 2019, 129 en el 2018, y 149, 179, 153, 181, 140 y 177 en cada uno de los anteriores). En el 2019 fallecieron en la provincia por suicidio 99 varones (46 en la zona de A Coruña, 41 en Santiago y 12 en Ferrol) y 44 mujeres (22 en Santiago, 18 en A Coruña y 4 en Ferrol).

Tras alcanzar la mejor cifra en el 2018, se notó un repunte de casi el 11 % y se registraron 13,2 suicidios por cada 100.000 habitantes. Esta cifra es superior a la media gallega (12,18 por 100.000 habitantes) y solo la supera Lugo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los forenses de la provincia investigaron en tres años 1.320 muertes violentas