La hostelería sortea la crisis con el apoyo económico de los ERTE

El sector augura cierres definitivos, en caso de no ampliarse la cobertura


El sector de la hostelería en Santiago debería estar a punto de cerrar uno de los meses más rentables del año, y sin embargo, las cuentas siguen sin salir y los nubarrones sobrevuelan a muchos negocios de la capital gallega. Aunque los trabajadores en ERTE del sector ya no son el escalofriante 95 % de los meses más duros de la pandemia, ahora los porcentajes están lejos de ser testimoniales. «Algunos sacaron a sus trabajadores del ERTE, pero otros muchos optaron por salidas parciales o por mantener a una parte de la plantilla y recuperar a otra. Incluso hay casos que sacan a algunos trabajadores a media jornada», apuntaron fuentes de Hostelería Compostela. Los porcentajes de quienes siguen «tirando del ERTE» es más alto entre el personal de los hoteles que entre el de restauración. Santiago, en agosto, debería estar casi al completo en los alojamientos, y especialmente entre los que están situados en el casco histórico, pero en cambio, hay muchos que están cerrados, y los que están abiertos no están consiguiendo alcanzar el 33 % de ocupación prevista para agosto.

Un síntoma de que el turismo está atravesando un mal momento es que, ni siquiera, las pensiones que suelen hospedar a muchos de los peregrinos que llegan a Santiago tras recorrer el Camino tampoco levantan cabeza. La previsión del 28 % de ocupación para agosto también es una meta excesivamente alta para este atípico agosto.

El cierre temporal de hoteles ronda el 30 % de la planta hotelera, e incluso entre los que están abiertos se juega con la apertura de algunas plantas y el cierre de otras.

José Liñares reconoce que, pese a que intenta mantener la calma y el optimismo, las últimas noticias de rebrotes están apagando su entusiasmo. Los casos de A Mariña afectaron a las reservas, y cuando comenzaban a recuperarse, llegaron los brotes de la ciudad de A Coruña, y «ni siquiera el Camino está respondiendo como se esperaba». La situación de Melide, en pleno Camino de Santiago, «es otro golpe para nosotros». José Liñares apuntó que, en la primera semana de agosto, hubo unos días aceptable para la situación actual, pero «desde la pasada semana y esta, las cancelaciones vuelven», apunta. Como justificación, Liñares recibe comentarios que dejan entrever el temor a la perdida de movilidad. «La gente no teme contagiarse, porque nos ven como destino seguro; pero deciden no viajar por si recortan la movilidad». Ni siquiera septiembre se presenta como un buen mes. «Sin congresos, sin turismo extranjero, septiembre va a ser malo», apunta el hostelero. Su esperanza y la de otras voces del sector es que «los ERTE se prolongue hasta que llegue la vacuna y se empiece a remontar. Sin la respiración asistida del ERTE, muchos negocios están abocados al cierre definitivo. No se pueden sostener los hoteles sin los ingresos mínimos durante un año».

Sara Santos: «Hay gente que cancela en el día o ni siquiera aparece»

M.M.

La presidente de Hostelería considera fundamental que se prolonguen las ayudas hasta que el sector pueda trabajar con normalidad

Sara Santos teme el cierre definitivo de muchos establecimientos a partir de finales de septiembre, porque «no se pueden aguantar plantillas sin ingresos. Si se prolongan los ERTE, algunos lo intentarán, pero otros tendrán que cerrar; y sino se prolongan los cierres definitivos serán muchos. No quiero pensar en la gente que irá al paro».

—¿Cómo está la situación hotelera en agosto?

—No tengo datos, pero no es buena. En julio teníamos una previsión del 13 % y se logró un 30 %, pero hay que tener en cuenta que hay un 30 % de hoteles cerrados. Son muchas menos plazas hoteleras. Septiembre va hacia abajo. Había algunas reservas, pero se están cancelando. La gente pide habitación de hoy para hoy, y los socios comentan que muchos ni se molestan en cancelar, simplemente no aparecen. Por la política de cancelación sin coste, no puedes hacer nada. Insisto, el 30 % de los hoteles siguen cerrados, y es un porcentaje más alto del que cierra habitualmente en enero o febrero por vacaciones, pero estamos en pleno verano.

Seguir leyendo

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
0 votos
Comentarios

La hostelería sortea la crisis con el apoyo económico de los ERTE