Una farmacia de Sigüeiro sufre el segundo asalto en once meses

Los ladrones destrozaron el local con el método del alunizaje


SANTIAGO / LA VOZ

La farmacia Gago Sampedro, ubicada en la céntrica avenida Compostela de Sigüeiro, sufrió el pasado octubre un robo en el que unos desconocidos accedieron al interior de su establecimiento destrozando una puerta lateral llevándose la caja. Tras el susto inicial y las recomendaciones de los expertos decidieron reforzar la seguridad y también colocaron una reja especial en la entrada del establecimiento para que los amigos de lo ajeno lo tuviesen más difícil.

Así fue, pero esto no impidió que los ladrones volviesen a asaltar esta farmacia en la madrugada de ayer adaptando su técnica y medios a las nuevas medidas contra robos. A tenor del rastro que dejaron, en un primer momento intentaron acceder a la zona de la caja por la misma puerta lateral. No pudieron hacerlo por los refuerzos de seguridad que colocó su propietaria, por lo que optaron por la técnica del alunizaje, empotrando el vehículo que conducían contra el escaparate de la farmacia.

Los ladrones destrozaron la reja que lo protegía y accedieron al interior de la farmacia llevándose por delante buena parte de las estanterías, abundante material de ortopedia y no pocos medicamentos y cosméticos. También se llevaron la caja registradora y huyeron con rapidez, ya que el establecimiento disponía de un sistema de alarma que dio aviso inmediato del asalto.

La propietaria de la farmacia destacó ayer la importancia de los daños, aunque reconoció que era prematuro realizar una tasación aproximada, ya que tenía que comprobar cómo había quedado todo el material, el mobiliario y buena parte de la mercancía que estaba en primera línea.

El coche, quemado en Chaián

El automóvil utilizado en el robo fue un BMW de 1989, que los ladrones robaron previamente en Cacheiras y que apareció en Chaián después de que sus ocupantes le prendiesen fuego

Dada la céntrica ubicación de la farmacia, junto a la N-550, su establecimiento resulta muy apetecible para los amigos de lo ajeno, pero la instalación de un sistema de bolardos frente a la puerta principal puede reducir el riesgo de nuevos asaltos. Tras formular esta petición al Concello, el regidor, Manuel Mirás, confirmó que se instalarían en el menor tiempo posible.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una farmacia de Sigüeiro sufre el segundo asalto en once meses