El Concello reajustará los Fogos do Apóstolo para evitar incendios

Bugallo afirma que todos los puntos de lanzamiento deberán estar en el casco urbano


santiago / la voz

El gobierno local someterá a un profundo análisis la primera experiencia de la historia con los Fogos do Apóstolo fuera de la Praza do Obradoiro, materializada en la noche de este 24 de julio. En una primera valoración, el ejecutivo de Bugallo hace una lectura positiva del desarrollo del espectáculo, tanto en su vistosidad como por las valoraciones que ha podido recoger entre los ciudadanos, pero, al mismo tiempo, admite la necesidad de replantear la seguridad para la prevención de incendios forestales.

«Os Fogos do Apóstolo descentralizados chegaron para quedarse», afirmó ayer el alcalde al tiempo que reconocía que ahora toca sacar conclusiones de esta primera edición fuera del Obradoiro en 400 años. «Tanto do positivo como do que haxa que corrixir», añade. ¿Y qué es lo que hay que corregir? Claramente, las medidas preventivas ante el riesgo de incendios forestales. El alcalde adelanta dos ideas: que todos los puntos de lanzamiento se sitúen dentro del casco urbano (no era el caso de la Granxa do Xesto y el Monte de Deus), preferiblemente en parques porque no tienen maleza y además se pueden regar; y sin renunciar a un diseño de los Fogos como el pretendido en esta ocasión, en el que debía producirse un efecto envolvente mediante un anillo pirotécnico rodeando la ciudad con los ocho puntos inicialmente previstos. Bugallo subraya que en ningún momento hubo peligro para las personas ni viviendas por el incendio de O Restollal, y en que las valoraciones que le constan sobre el espectáculo han sido positivas: «A xente está moi contenta».

Se mantendrá la descentralización con garantías de total seguridad

Una de las conclusiones que extrae el gobierno local de los Fogos de este viernes es que habrá que exigir a los propietarios de las fincas próximas a los puntos de lanzamiento que las tengan limpias para evitar incendios. Eso no se hizo este año, como prueba el estado en el que se encontraba la zona de matorral que ardió en O Restollal. Porque aunque los espacios públicos desde los que se lanzan los fuegos estén cuidados, el material pirotécnico puede caer a distancia y provocar conatos de incendio.

También se someterán a revisión, además de los lugares de lanzamiento, los perímetros de seguridad. «Visto lo visto, más vale prevenir», señala el concejal de Festas e Seguridade Cidadá, Gonzalo Muíños, que incide en el gran despliegue de medios contraincendios destacado para controlar el buen desarrollo de los Fogos.

Muíños y el alcalde acudieron al incendio de O Restollal nada más concluir el espectáculo y los bomberos ya lo tenían bajo control, aunque fue hacia la 1.30 cuando quedó extinguido y con solo una cuadrilla de la Xunta refrescando la zona afectada para impedir su reactivación.

Dos focos en O Restollal y otro en Conxo 

Fue una noche de locos para el Cuerpo de Bomberos de Santiago. Se había montado un fuerte dispositivo de seguridad, con presencia de efectivos para controlar los seis puntos de lanzamiento de los Fogos do Apóstolo a los que finalmente quedó reducido el espectáculo tras la suspensión de los dos que ofrecían mayor riesgo de incendio forestal: el de la Granxa do Xesto y el del mirador de Monte de Deus.

A causa de la pirotecnia, se produjeron tres focos de fuego, si bien dos de ellos (parque de Xosé Pasín y O Restollal) se extinguieron muy rápidamente impidiendo su propagación y el tercero (el segundo de O Restollal) fue el que exigió un fuerte despliegue, en el que los doce bomberos compostelanos allí destacados con tres motobombas (la nodriza y dos vehículos ligeros) tuvieron el refuerzo de dos cuadrillas del servicio contraincendios de la Xunta (otros doce hombres y dos motobombas).

El primer foco, que se quedó en conato, fue el del parque Xosé Pasín, en Conxo, a las 23.42, a los diez minutos de iniciarse los Fogos. El retén que controlaba al mismo tiempo este punto de lanzamiento y el del parque de Eugenio Granell no tuvo dificultades para extinguirlo con rapidez. Cuando estaban en ello se produjo el incendio con dos focos en el entorno de este último punto, fuera del parque pero en su límite, en la parte superior de O Paxonal. En esa zona se concentraron la mayor parte de los efectivos contraincendios, al propagarse un foco detrás de las viviendas a las que se accede por la calle del Cottolengo. Los bomberos señalan que en ningún momento estuvieron en peligro las casas, por la rápida actuación de los efectivos, ayudados por el viento que alejaba el fuego. No obstante, las llamas quedaron a unos sesenta metros de la vivienda más próxima. Ardieron entre 1,5 y 1,7 hectáreas de matorral.

No hubo ningún problema con los puntos de lanzamiento del parque de Carlomagno y la Cidade da Cultura, controlados por un retén de cuatro bomberos en Fontiñas; ni en los de Santa Susana y Almáciga, con otro retén establecido en la Alameda.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El Concello reajustará los Fogos do Apóstolo para evitar incendios