El CHUS expone su investigación con 250 marcapasos sin cables

Presentó ante la cardiología española una experiencia pionera


santiago / la voz

Los marcapasos sin cables «teñen un comportamento moi bo e comprobamos que duran moito tempo. Hai pacientes que non precisarán un recambio ou outro marcapasos no futuro. En Santiago levamos instalados 250 desde o ano 2015», afirma Javier García Seara, del servicio de cardiología del CHUS. La semana pasada expuso la experiencia y resultados en la reunión anual de la Asociación del Ritmo Cardíaco, de la que es directivo, y de la sección de estimulación cardíaca de la Sociedad Española de Cardiología. El 30 de mayo, cardiología del CHUS marcó un hito al implantar uno de esos dispositivos por primera vez en Europa a un paciente con bloqueo auriculoventricular. Es uno de los centros con más experiencia de España en trabajar con estos marcapasos, de muy pequeño tamaño, que llevan integrada la batería, por lo que evitan los cables de los marcapasos más convencionales. Estos aparatos contribuyen a restaurar el ritmo normal del corazón y alivian los síntomas al coordinar la actividad eléctrica. Así mejora la calidad de vida del paciente.

García Seara destaca que en este congreso estatal, aplazado en marzo por el coronavirus y ahora celebrado virtualmente, se expusieron avances para el tratamiento de taquicardias muy difíciles o ablaciones complejas: «coa utilización da imaxe no laboratorio de electrofisioloxía, e navegadores cardíacos que permiten guiar catéteres dentro do corazón, e outros avances, podemos ver o catéter dentro do corazón en tempo real e iso permite unha maior precisión na nosa intervención. Tamén se melloran as próteses, de maneira que producen unha inflamación menor».

Los avances permiten asimismo seleccionar mejor pacientes de alto riesgo, en quienes instalar un desfibrilador. En Santiago se colocan unos 140 desfibriladores al año «que non son moitos, están na media estatal; España está entre os países onde menos se colocan por cada 100.000 habitantes, menos que en Alemaña, Italia, Francia ou Reino Unido. En Santiago tamén se instalan en doentes da área de Pontevedra e do Salnés», indica García Seara.

Otro trabajo de Santiago en ese mismo congreso versó sobre el 20 % de pacientes que tienen trastornos para conducir tras un implante cardíaco y que suelen ser de edades avanzadas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El CHUS expone su investigación con 250 marcapasos sin cables