Luis Peleteiro: «Ni con los mayores la formación on line puede sustituir a la presencial»

El centro creará nuevos grupos para no superar los veinte alumnos por aula


Santiago / la voz

«Hay un antes y después en la educación, al igual que en otros ámbitos, tras esta crisis sanitaria», asegura Luis Peleteiro, director del colegio Manuel Peleteiro, que cuenta con 1.400 alumnos y alumnas. En el centro prevén varios cambios para el próximo curso, que incluyen, entre otras medidas, incrementar grupos en algunos niveles.

-¿Qué balance hace de estos últimos meses?

-Fue una situación complicada para todos, de incertidumbre, en primer lugar, sanitaria, porque no sabíamos lo que iba a pasar con la enfermedad. En el ámbito de la enseñanza, en aquellos centros en los que tuvimos la fortuna de que los alumnos tenían, en general, medios tecnológicos y disponían de capacidad para ello, no fue mal. Lo ocurrido nos obligó a dar pasos adelante en el uso de la tecnología en la educación, que era un ámbito en el que, dependiendo del centro y del profesorado, no todos habían avanzado. En nuestro caso, al igual que seguro que en otros, funcionó mucho el trabajo en equipo. Es un valor para nosotros importante, que en los departamentos, en los niveles de Primaria, la gente trabaje de forma colaborativa. Por otra parte, hubo estudiantes, sobre todo mayores, que han descubierto una forma de trabajar distinta. Algunos han respondido muy bien y se han encontrado cómodos en ese contexto tecnológico, y han tenido un rendimiento, a veces, incluso superior. Esto no significa que todos fueran así, ni mucho menos. Lógicamente, esto es más válido para los mayores, que son mucho más autónomos, que para los pequeños, para los que la situación generada fue más difícil.

-¿Hasta que punto la educación «on line» puede suplir a la presencial o esta es insustituible?

-En Infantil y Primaria, la educación presencial es absolutamente insustituible. En cursos superiores, puede ser complementaria. Es cierto que, bien hecho lo on line, puede complementar, pero creo que no puede sustituir la educación presencial, porque hay aspectos de la relación social del alumnado, emocionales... La educación presencial te da otras posibilidades que no te permite la on line. Ahora, que puede ser complementario, no digo que no. Esta experiencia ha abierto muchas puertas.

-¿Alguna de esas experiencias ha llegado para quedarse?

-En Secundaria ya habíamos dado pasos para que cada alumno tuviese su propio ordenador, pero en Primaria, no. Además, no teníamos intención de hacerlo porque queríamos que la carga tecnológica fuese limitada ya que hay muchos otros aspectos que debemos desarrollar en un niño de Primaria. Ahora, vamos a adelantar el «one to one» -un ordenador por niño- a quinto y sexto de Primaria. Una vez que esto pase, ya veremos si lo mantenemos, pero el próximo curso lo vamos a implantar porque, ante una posible eventualidad, va a ayudar que cada alumno tenga su dispositivo y sepa manejarlo.

-¿Se valora más lo presencial?

-Sí. Se puso de manifiesto que el ser humano es social, que necesita el contacto con otras personas y que el sistema escolar tiene que propiciar eso y en todas las edades. Por eso, ni siquiera con los mayores la formación on line puede sustituir a la presencial, en todo caso, como decía antes, complementarla. Muchos estudiantes estaban ansiosos por volver al colegio. Se ha puesto de manifiesto la importancia de la escuela, que ya lo sabíamos, pero lo ha dejado más claro.

-¿Cómo están preparando el próximo curso?

-Es bueno que desde la administración se dé cierta autonomía a los centros y que cada uno, en función de sus circunstancias, adapte. Al igual que en otros ámbitos, es necesaria la distancia personal como prevención. En el educativo también tenemos que hacer un esfuerzo en ese sentido. Nosotros intentaremos no pasar de los veinte alumnos por aula, ya que por el tamaño de las nuestras nos permite esa distancia de 1,5 metros. Hasta tercero de Primaria, no solemos contar con grupos de más de veinte. A partir de ahí, tenemos grupos más amplios y vamos a pasar de cuatro por nivel a cinco para mantener ese margen de seguridad. En Secundaria, donde hay grupos de 24-25 estudiantes, tenemos previsto que todos aquellos que excedan de la ratio de veinte -que es lo que nos permite asegurar la distancia- vayan a la biblioteca y sigan on line las clases. Esos 4-5 alumnos irán rotando. Para los grupos nuevos que vamos a crear, alquilaremos dos aulas prefabricadas. También intentaremos no mezclar los estudiantes de diferentes grupos para, si surge algún caso, poder aislar.

«Nos pareció bueno ofrecer un campus deportivo tras la inactividad del confinamiento»

En el colegio Manuel Peleteiro, aunque consiguieron mantener a partir de tercero de Primaria la programación inicialmente prevista pese a decretarse el estado de alarma, son conscientes de que el inicio de curso no será igual que los anteriores. «Desde luego que en el primer trimestre habrá que repasar una serie de conceptos», aseguró Luis Peleteiro. El director indicó que las nuevas circunstancias a lo que más afectará «es al trabajo cooperativo. Los proyectos que se hacían en el aula en equipo, se van a ver resentidos, y es una pena después de todo el esfuerzo realizado para incorporar ese tipo de metodologías».

-Mantuvieron los campamentos para este verano.

-Al despejarse la incógnita de que se podían llevar a cabo, decidimos hacer el curso de recuperación de estudiantes, que tenemos desde hace muchos años y al que acuden, en su mayoría, estudiantes de otros centros. Lo hemos mantenido con la residencia. También un curso de inglés, el English Summer Camp, donde hay más alumnos de nuestro colegio. Además, hemos incorporado un campus deportivo, que no solíamos hacer. Teníamos propuestas de fútbol, baloncesto, patinaje...; ahora lo unificamos en un único campus deportivo, donde los niños van a disfrutar de diferentes especialidades, sobre todo aquellas que no requieren contacto entre ellos. Nos pareció bueno, después de un período de cierta inactividad física que conllevó el confinamiento, ofrecer a los niños la posibilidad de hacer ejercicio físico.

-Por la nueva normativa, ¿han tenido que limitar las plazas en estos campamentos?

-En Infantil, sí; pero en Primaria, no. En cualquier caso, vamos a intentar llevarlo a cabo en grupos reducidos -ya lo eran- y con poco vínculo entre ellos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos
Comentarios

Luis Peleteiro: «Ni con los mayores la formación on line puede sustituir a la presencial»