Cuatro concellos del área tienen más de un tercio de sus votantes emigrados

El porcentaje de residentes ausentes en la comarca supera la media gallega del 17 %


santiago / la voz

Se suele decir que para las elecciones gallegas no hay cuatro provincias, sino cinco. La quinta, la conforman los muchos ciudadanos gallegos que residen en el extranjero, así como su descendencia con derecho a voto. En el conjunto de Galicia, el llamado censo electoral de los residentes ausentes supone en torno a un 17 % del total. En el área de Santiago, esa proporción es todavía mayor y se eleva al 20 %.

Pero lo más curioso es que, en la comarca de Santiago, hay cuatro concellos en los que ese porcentaje sube hasta tal punto que más de un tercio de su población con derecho a voto se encuentra en la diáspora. Es el caso de A Baña, con 3.127 votantes residentes en Galicia y 1.657 ausentes. O Santa Comba, con 8.083 en Galicia y 4.038 fuera. O Santiso, con 1.420 residiendo en el concello y 876 que viven en el extranjero. En el cuarto, la proporción es todavía mayor; se trata de Val do Dubra, que tiene 3.371 votantes en el municipio y 2.521 en el exterior; es decir, el 43 %.

Los oriundos de la comarca que vivan fuera y quieren ejercer su derecho al voto, tienen que solicitarlo en las embajadas, un requisito complejo y plagado de fallos que disuade a la mayoría de ellos. Tanto es así, que de una participación del 35 % de los gallegos ausentes en las autonómicas del 2005 se pasó, en la cita con las urnas del 2016, a una abstención del 97,6 %.

Más electores que en la fallida convocatoria de abril

Las altas y las bajas en el censo electoral de la comarca de Santiago arrojan un dato que, en principio, parece contradictorio. Y es que, con respecto a las autonómicas del 2016, el número de ciudadanos llamados a votar apenas varió; hay ahora 24 electores más. Sin embargo, entre el mes de marzo del 2020 -poco después de ser convocadas las elecciones a la renovación del Parlamento de Galicia que hubo que suspender por el coronavirus- y el mes de mayo -cuando se anunció la cita con las urnas del 12 de julio- la diferencia es mayor, asciende a 53 electores. En solo dos meses, el censo creció en medio centenar de personas.

La aparente contradicción se explica en la diferencia entre las personas que murieron o que se dieron de baja en el censo poblacional y las que cumplieron 18 años -y, por lo tanto, ya pueden ejercer el derecho al voto- en ese período. De hecho, frente a lo que ocurre en los concellos del área de Santiago, la tendencia en el conjunto de Galicia es la inversa; para la convocatoria de julio hay 2.910 electores menos que para la de abril: 2.697.315 ahora frente a los 2.700.225 de entonces. La provincia de A Coruña perdió 844 en esos dos meses. También ese dato se entiende si se tiene en cuenta que el área de Santiago tiene varios ayuntamientos con población joven -la propia Compostela, Ames o Teo- que contrarrestan la tendencia a la baja de los concellos envejecidos en los que los fallecimientos de personas mayores restan cifras en el censo.

Para el 12 de julio se tiene en cuenta el directorio del mes mayo, cuando se convocaron las elecciones autonómicas y se renovó el censo electoral. Los 25 concellos del área suman 212.751 electores, frente a los 212.698 que tenía en el mes de marzo y que fueron los llamados a las urnas para la cita fallida del 5 de abril. La diferencia entre altas y bajas fue menor, en cambio, con respecto al 2016; entonces, fueron llamados a las urnas 212.727 ciudadanos, 24 menos que ahora.

Respecto a las elecciones celebradas hace cuatro años, los concellos que ganan votantes son, en su mayoría, las villas más pobladas y con más gente joven, como Ames, que ganó 1.088 votantes; Santiago, que cuenta ahora 754 más, y Teo, que sumó 293 votantes desde el 2016. En menor medida, también creció el censo en Brión, O Pino y Vedra. En cambio, perdieron población con derecho a voto Arzúa, A Baña, Boimorto, Boqueixón, Dodro, Frades, Melide, Negreira, Ordes, Oroso, Padrón, Rois, Santa Comba, Santiso, Toques, Tordoia, Touro, Trazo y Val do Dubra.

La Oficina del Censo Electoral remitirá en los próximos días a cada elector una tarjeta censal con la información de la mesa y el local electoral que le corresponde. Puede haber cambios por las medidas de seguridad a las que obliga el coronavirus.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cuatro concellos del área tienen más de un tercio de sus votantes emigrados