Isabel Fraga: «El 72 % de los universitarios tienen peor salud mental tras el confinamiento»

El estudio sobre el impacto de la crisis entre los estudiantes será presentado hoy


SaNtIaGO / LA VOZ

La ya precaria salud mental del alumnado universitario ha empeorado con la crisis sanitaria. Así se desprende del estudio sobre el impacto psicológico del confinamiento basado en el casi millar de respuestas de estudiantes gallegos al cuestionario colgado en la web de la Facultade de Psicoloxía. «Casi un 72 % está peor a nivel de salud mental que antes», explica la profesora de la Universidade de Santiago experta en Psicología del Lenguaje Isabel Fraga Carou, que llevó a cabo este trabajo junto a Carlos Montes, Isabel Padrón, Estrella Romero y Lucía Viéitez, que pertenecen los grupos de investigación de la USC en Procesos Cognitivos y Conducta y Underisk. «En una escala de cero a diez, si antes el nivel de estrés era cinco, ahora subió a ocho», detalla.

En mayo, en un primer avance de los datos, ya habían apuntado que más de la mitad de los estudiantes que respondieron al cuestionario presentaba síntomas de ansiedad y de depresión, y que hasta un 60 % mostraba indicios de ansiedad generalizada. Hoy, a partir de las 12.00 horas, ofrecerán más detalles sobre el estudio en una videoconferencia que forma parte del ciclo promovido por el Campus da Cidadanía de la USC. «Lo que ha provocado un mayor aumento del estrés general entre los universitarios y universitarias es la sobrecarga de tareas académicas», explicó Isabel Fraga, apuntando que en este aspecto no hay grandes diferencias entre áreas académicas. Unas variaciones que se notan, por ejemplo, en el impacto de estar separados de los seres queridos y de trabajar a distancia, que tuvieron una mayor incidencia entre el alumnado de Artes y Humanidades que entre los de Ingeniería y Arquitectura. Además, el estrés relacionado con los efectos que podía tener la pandemia, influyeron más a los estudiantes del ámbito de las Ciencias Sociales que a los de Ciencias Experimentales. «Esto puede apuntar a que hay un cierto perfil de personalidad relacionado con la carrera que uno elige», explicó la experta.

Otra de las cuestiones analizadas en el estudio fue el respaldo recibido durante el confinamiento. Los resultados muestran un apoyo alto de la familia, medio de los colectivos de estudiantes y bajo del profesorado. En este ámbito también hay diferencias entre especialidades académicas. Así, los que más sintieron el apoyo del profesorado fueron los de Artes y Humanidades, mientras que el mayor déficit fue notificado entre los participantes desde el ámbito de Ciencias de la Salud. Si se tienen en cuenta los niveles de estudio, «los que menos respaldados se sintieron fueron los de Grado». Precisamente, estos últimos son «los que refieren más ansiedad y depresión». Otro de los datos que arroja el estudio es que «la falta de apoyo de los profesores parece que afectó más a los chicos que a las chicas». Las mujeres -«que presentan peor salud mental en términos de ansiedad, estrés y depresión»- son mayoría entre las que estructuraron rutinas durante la crisis sanitaria.

El cuestionario fue más allá con el objetivo de «ofrecer una fotografía de lo que ha pasado con los universitarios durante el confinamiento». Así, un 24 % de los estudiantes aseguró que pasó esta etapa en espacios que ni tan siquiera tenían ventanas exteriores en las zonas comunes, casi un 25 % dice que no tenía espacio propio para estudiar, un 11 % carecía de ordenador propio, un 10 % de Internet en el móvil y un 54 % aludía a la falta de materiales y libros necesarios. «Los que tienen más ganas de volver y requieren la presencialidad son los propios estudiantes», asegura Isabel Fraga. En ese sentido, indica que, de cara a situaciones futuras análogas, «habría que garantizar mejor accesibilidad y, al mismo tiempo, ofrecer recomendaciones para afrontarla mejor y que no les afecte tanto en la salud mental».

Para Isabel Fraga «ha llegado la hora de darse cuenta de que la salud mental de esta población (la universitaria) era ya precaria, y el confinamiento le ha afectado». Considera que, como en la mayoría de la población, estos efectos desaparecerán a medio plazo, «pero hay que asumir que la salud mental es muy importante y puede llegar a ser muy incapacitante». Añade que a muchos estudiantes les gustaría que hubiese un servicio psicológico en la Universidade.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Isabel Fraga: «El 72 % de los universitarios tienen peor salud mental tras el confinamiento»