Dos mil santiagueses cambiarán de colegio electoral para la cita del 12-J

Desaparecen dos centros de votación y se reubican también dos mesas de otros


santiago / la voz

Unos dos mil compostelanos votarán el 12 de julio en colegios distintos a aquellos en los que venían depositando su papeleta hasta ahora. En cierta medida, esa mudanza viene obligada por las precauciones que habrá que adoptar para minimizar los riesgos de contagio del coronavirus. En concreto, por la necesidad de aligerar la presión sobre algunos centros donde la relación entre su espacio y su censo no parece muy equilibrada en estas circunstancias.

Eso es lo que motiva que una de las mesas que hasta ahora ha tenido su sede en el centro sociocultural del Ensanche se mude a la Facultade de Dereito, y que otra radicada en el del Castiñeiriño pase a Lamas de Abade. El traslado es solo parcial, porque la relación de colegios electorales no se ha visto alterada por los protocolos que obliga a guardar el covid. Todos se mantienen en sus sedes habituales, salvo los dos que desaparecen en el Ensanche, aunque su cierre no está vinculado con el covid, según el concejal Gumersindo Guinarte, el responsable de la organización de esa jornada en lo que afecta a las competencias municipales.

El de la Cámara de Comercio se ha caído de la red de colegios electorales al estar sin actividad tras el traslado de la institución cameral. Y el del Aeroclub por una decisión reciente, pero previa al covid, en la que ha pesado su accesibilidad (aunque pocas, tiene escaleras) y el hecho de ser un inmueble privado. La Junta Electoral «prioriza que sexan locais públicos e accesibles», apunta Guinarte. Este ya no iba a funcionar para la frustrada convocatoria de estas mismas elecciones en abril, dice. Raxoi ha buscado alternativas en el Ensanche, pero faltan espacios adecuados, sostiene.

Más de cincuenta centros

El censo vinculado hasta ahora a la sede del Aeroclub se ha derivado al Rosalía de Castro. El de la Cámara de Comercio, a la Facultade de Políticas. Y en la de Dereito, su padrón habitual se encontrará con un cambio. Las mesas electorales, habitualmente en la planta semisótano, se distribuirán ahora en la baja,con más espacio para guardar la distancia social. Ese mismo motivo decidirá cambios en otros centros, como en el CEIP Monte dos Postes, donde la emisión del voto no será en el edificio principal sino en el polideportivo.

Las adscripciones a los nuevos colegios electorales constarán ya en la nuevas tarjetas censales. El Concello ya ha transmitido al Instituto Nacional de Estadística (INE) los cambios y la ubicación de los colegios electorales después de que la Xunta no haya cuestionado ninguno. El Ayuntamiento asumió inicialmente que quizá los protocolos por el covid obligarían a anular alguno, pero no ha sido así. «Non nos dixeron que ningún fose inadecuado», dice Guinarte en alusión a la Xunta, pero sí que habrá que controlar el acceso para evitar acumulación de gente y que las colas en el exterior guarden las distancias.

Pero ahí esperan refuerzos de la Policía Nacional y de Protección Civil de la Xunta. En qué medida, lo desconocen todavía, pero con 51 colegios electorales (suman 117 mesas) y las otras necesidades que debe cubrir la ciudad, entre la Policía Local y Protección Civil no alcanzan para asegurar presencia en todos, dice Guinarte, que precisa que la participación de los ayuntamientos en los procesos electorales es auxiliar, aunque en esta ocasión la atribución de «deberes» ha ido bastante más allá de lo habitual. De hecho, se creó un grupo de trabajo presidido por él mismo que lleva semanas organizando esa jornada en lo que depende de Raxoi y según las directrices que le van llegando de la Xunta. Participan en ella la Policía Local, Protección Civil, las áreas de Mobilidade, Padrón y Contratacións y el secretario municipal, como representante de la Junta Electoral.

Cabinas sin cortina en puntos discretos y varias limpiezas de los recintos durante la jornada

El Concello tendrá que asegurar la limpieza de los colegios electorales antes y después de su apertura, pero también 3 o 4 veces durante la jornada, según las directrices de la Xunta, que ya le ha indicado cómo se distribuirá el material de autoprotección para los integrantes de las mesas y el que pueda ser necesario para los votantes, como máscaras y guantes. Las cabinas para la elección de papeletas estarán accesibles, aunque sin cortina, por lo que se les pide que las ubiquen en lugares discretos. Al margen de que las condiciones de cada recinto permitan guardar es discreción en mayor o menor medida, el Concello entiende que orientarlas hacia la pared es una alternativa.

Lo que tiene claro ya Raxoi es que le será imposible cumplir la petición de que todos los colegios estén montados una semana antes de las elecciones, para que la Xunta pueda inspeccionarlos. En las facultades donde se celebre la EBAU será imposible. Las pruebas terminarán el jueves anterior, dice Guinarte. Aunque la contratará el Concello, los gastos de limpieza los asumirá la Xunta, con costes baremados: lo que pase de ahí deberá financiarlo Raxoi.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Dos mil santiagueses cambiarán de colegio electoral para la cita del 12-J