El Concello será muy estricto con la protección del patrimonio del Derby

Cinco hosteleros de Santiago están interesados en dar continuidad al café histórico


santiago / la voz

En el local del café Derby se podrá abrir cualquier tipo de establecimiento vinculado al uso terciario, y el Concello no tiene herramientas a su alcance para obligar a los nuevos inquilinos a mantener el café histórico. Pero sí será «moi estrito» respecto a la protección de los elementos catalogados que hay en el local, y que tienen que ser respetados y conservados. La concejala de Urbanismo, Mercedes Rosón, aclaró que piezas como el zócalo, las vidrieras o el mostrador no se pueden destruir, y los nuevos propietarios del negocio tendrán que alcanzar un acuerdo con las partes, en el que habrá que incluir los elementos catalogados. Además, el inmueble requiere una inversión para modernizar algunas instalaciones, como los baños.

Diversas fuentes consultadas confirmaron que, al menos, cinco empresarios, varios de ellos afincados en Santiago y con experiencia en el sector de la hostelería, mostraron su interés por conocer la situación legal del local, y mantuvieron contactos con los dueños del negocio ahora cerrado para tantear las posibilidades de un acuerdo. En ningún caso se llegó más allá de una conversación privada, y por lo que respecta a la familia Domínguez, el asunto está ahora en manos de su abogado, por lo que declinó dar detalles de las negociaciones que puedan haberse iniciado.

Uno de los empresarios que baraja la posibilidad de alquilar el local del Derby, y que tiene negocios en Monforte, reconoce que desde hace tiempo está buscando un local en Santiago para ampliar su línea hostelera hasta la capital gallega. Apunta que, al conocer el cierre definitivo del Derby, se pusieron en contacto con la familia propietaria, pero no ha podido hablar todavía con los dueños del local. No niega que la ubicación del café histórico resulta una opción interesante, aunque mantiene dudas de que las características de su negocio puedan encajar con las restricciones que tiene el propio bajo comercial. Esta familia hostelera sostiene negociaciones, desde hace unos meses, con el propietario de otro local de la ciudad, y apuntaron que este acuerdo está bastante avanzado y solo a la espera de cuestiones técnicas. Asimismo, indicaron que en uno u otro local tendrían que asumir una fuerte inversión para adaptar los bajos comerciales a la línea de su negocio, en el que no solo se sirve café, sino que también se ofrecen una variada carta.

Fin de una etapa

El café Derby fue inaugurado en 1929 por Avelino San Luis, un empresario de Santiago que, cinco años después, vendió su negocio a Manuel Domínguez Nieto, el padre de la última propietaria, Victoria Domínguez, y que era uno de los camareros que comenzó junto a San Luis. A la muerte de Manuel en 1989, Victoria asumió en solitario la gestión del café Derby. Victoria Domínguez recordaba hace unos días con nostalgia que los buenos tiempos del café se esfumaron hace muchos años. Aun así, el Derby seguía siendo un referente entre los miles de turistas que visitan Santiago. En verano, sobre todo, era habitual que sus mesas se ocuparan con visitantes extranjeros que sabían del Derby por las referencias históricas de las tertulias en las que participaban, entre otros muchos, Valle Inclán, Maside, Rafael Dieste, Carlos Casares, Domingo García Sabell y, por aquel entonces, un joven Isaac Díaz Pardo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Concello será muy estricto con la protección del patrimonio del Derby